Luego de un día de descanso se reanudó la Liga de Voleibol Superior y Cristo Rey se coronó campeón este viernes de la tercera edición  femenina de la Liga de Voleibol Superior (LVS), tras derrotar 25-21, 25-18, 25-18 a Las Caribeñas de New Horizons, a quienes barrieron en los tres juegos de la final realizada en el Palacio Ricardo Gioriver Arias.

El poderoso equipo regenteado por la inmortal Milagros Cabral se sumó a las propias Caribeñas, quienes levantaron el trofeo de campeón en 2018 y el Club Mirador en 2019.

Aunque tuvieron nuevamente una gran resistencia de Las Caribeñas en todo el primer set, las dirigidas por Wilson Sánchez marcaron el camino.

Con el encuentro 23-21 a su favor, un potente remate de  Madeline Guillén desde la zona cuatro y otro de Gina Mambrú desde la dos le dieron a Cristo Rey los dos puntos que necesitaba para ganar el primer parcial.

Un limpio bloque de la central Marifranchy Rodríguez a un ataque de zaguero de la zurda Sidarka Núñez puso al equipo de Cristo Rey arriba 7-5 en el segundo parcial, ventaja que un minuto después ella misma aumentó a tres (8-5) tras golpear acertadamente el balón a un metro que lo puso la acomodadora Yokaty  Pérez.

Lo que vino después fue un asunto de trámites, con el sexteto de Cristo Rey, que en la serie regular tuvo un inmaculado registro de 9-0, dominaron el segundo 25-18 a unas Caribeñas que no tuvieron en cancha a Vielka Peralta por dolencias en el codo. Con ese mismo score se impusieron en el tercero y último set del evento

"Era lo que esperaba y cumplimos con el objetivo". Manifestó la veterana jugadora, quien mantiene firme su decisión de que esta fue su última presentación en el país.

Ella tenía programado viajar este viernes a Indonesia, donde militará como refuerzo, pero una comunicación entre ambos equipos posibilitó que participara en el encuentro.

Prisilla Lideró el ataque ganador con 15, mientras que Madeline Guillén y Gina Mambrú sumaron 11 cada una.

La comunicadora Alicia Ortega y Ángel Rivas, Presidente de la Asociación de Voleibol Del Distrito Nacional, entidad organizadora del certamen, hicieron entrega de la copa a las nuevas monarcas de la LVS.

La veterana Prisilla Rivera fue seleccionada Jugadora Más Valiosa y Mejor Anotadora de la tercera edición de la justa.