Si al entrenador Marcos Kweik le pusieran un examen de selección múltiple para evaluar el desempeño que tuvieron “Las Reinas del Caribe” en el año, seguramente elegiría la que dice "Bueno". Esa es la evaluación que realizó el brasilero a la hora de repasar lo logrado por el seleccionado femenino durante la campaña 2021.

“Fue un año bueno. A pesar de las dificultades que confrontamos para entrenar por la pandemia del Covid-19, hemos tenido buenos resultados”, declara Kweik , quien hoy retorna a Sao Paulo, Brasil, para pasar las navidades con la familia.

El año comenzó con el sexto lugar que obtuvo la selección nacional femenina de voleibol en la Liga de Naciones, con un récord de 9-6, el mejor de su historia, aún cuando fue el primer torneo en el que participaron en 18 meses y sin fogueo alguno. Solo el cambio de reglamento, que indicó que ahora solamente los primeros cuatro equipos clasifican a la siguiente fase, impidieron que Las Reinas siguieran en carrera.

De todas formas, la competencia que marcó el camino de preparación hacia los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, dejó a las criollas en el puesto número siete del ranking mundial de la FIVB, el mejor puesto histórico desde que se iniciara el proyecto de selecciones a cargo de Cristóbal Marte en 1994.

“La posición que nosotros ocupamos es algo que nos enorgullece muchísimo porque no es fácil, no es fácil, mantenerse entre los primeros diez”, recalca Kwiek valorando mantenerse en la élite con el paso de los años, siendo líderes en la región.

Si bien el punto negativo de la campaña fue el decepcionante resultado en la cita olímpica, ya que quedaron eliminadas en cuartos de final, habiendo tenido posibilidades de quedar mejor paradas en fase de grupos al perder partidos clave en cinco sets, el segundo semestre fue altamente positivo.

Las críticas al equipo, luego del torneo en tierras japonesas, dieron impulso a Las Reinas que encararon las competencias locales con otro ánimo. La selección nacional ganó el Campeonato Continental NORCECA que tuvo lugar  en Guadalajara, México, así como la Copa Panamericana disputada en el Palacio del Voleibol Ricardo Gioriber Arias en agosto. 

De cara a 2022, el ascenso de varias jugadores desde el equipo juvenil, Las Princesas, sumado a la experiencia lograda por varias jugadoras que se establecieron en Las Reinas, hace que la ilusión y la expectativa se mantengan en lo más alto en un nuevo año con mucha acción.