El campeón olímpico Alexander Zverev confía en que el cambio de guardia en el tenis masculino es prácticamente definitivo, que 2n 2021 sean Novak Djokovic, Daniil Medvedev y él mismo quienes dominen de ATP Tour.

El alemán venció a Djokovic en camino al oro en los Juegos Olímpicos de Tokio y luego terminó el año ganando el título de las Finales ATP por segunda vez.

Djokovic ganó tres de los títulos de Grand Slam del año, pero sus viejos rivales Rafa Nadal y Roger Federer no pudieron agregar a sus colecciones con el trío empatado en 20 majors cada uno.

El número dos del mundo, Medvedev, venció a Djokovic en la final del Abierto de Estados Unidos, mientras que Zverev también alcanzó dos semifinales de Grand Slam este año.

De cara a la nueva temporada, Federer, de 40 años, todavía se está recuperando de una cirugía de rodilla, mientras que Nadal, de 35, se encuentra en las primeras etapas de su regreso de una lesión en el pie.

"Creo que el próximo año podría ser muy similar a los últimos seis meses de este año", dijo Zverev, nombrado deportista alemán del año esta semana, al podcast Das Gelbe vom Ball de Eurosport Alemania.

"Antes, siempre se hablaba de Nadal, Federer y Djokovic; ahora los grandes títulos eran los Juegos Olímpicos, el US Open, Turín (Finales ATP) y Wimbledon, y todos los ganamos Medvedev, Djokovic y yo. No espero que sea diferente el próximo año ".

Sé que no estoy lejos del nº1, pero para eso tengo que ganar Grand Slams

Zverev terminó el año en el tercer lugar y cree que el puesto número uno es un objetivo viable.

"Sé que no estoy lejos de eso, pero para eso también tengo que ganar torneos y Grand Slams", dijo.

En teoría, Zverev, de 24 años, podría convertirse en el número uno si gana el Abierto de Australia y Djokovic se pierde el torneo debido a su postura sobre la vacuna COVID-19.

La situación con Djokovic y Australia sigue siendo un gran interrogante, espero que le pemitan jugar

"La situación con Novak y Australia sigue siendo un gran interrogante", dijo. "Por supuesto, espero que le permitan jugar, eso está muy claro.

"Hay miles de cálculos matemáticos, si él no juega contra Australia y yo gano el Abierto de Australia, entonces soy el número uno del mundo y así sucesivamente".

"Ahora no es el momento de pensar en (ser el número uno), es el momento de prepararse lo mejor que pueda para que esté físicamente capacitado para jugar".

"Me he calmado mucho. También estoy envejeciendo. Ya no tengo 18 o 19 años. Entiendo tal vez un poco más de cosas sobre la vida y entiendo que hay que mantener la calma en situaciones importantes", dijo Zverev. "Eso ha tenido su efecto en mí este año", concluye.