Fue noticia en Roland Garros cuando sufrió una dura lesión durante las semifinales del Abierto de Francia ante Rafael Nadal. Su tobillo se dobló provocando una grave lesión en los ligamentos que aún lo tiene marginado de las canchas dos meses después del suceso.

Pero el alemán Alexander Zverev ahora volvió a aparecer en público pero una cuestión más grave. Confirmó que padece de diabetes desde los cuatro años y que creará una fundación para concientizar sobre esta dolencia que sufren millones de personas en el mundo.

Quiero se un ejemplo para las personas que padecen la enfermedad, también un apoyo para los niños que aún pueden evitar tener la diabetes con una vida activa y la prevención adecuada. Creo que soy un privilegiado porque siempre quise jugar al tenis, viajar por el mundo y lo conseguí", aseguró el tenista.

“Cuando era pequeño no pensaba mucho en esto, después cada vez más. Quiero demostrar que se puede llegar muy lejos con esta enfermedad. Actualmente, con una carrera en el tenis y éxitos cosechados me siento seguro para hacerlo público”, manifestó el alemán de 25 años.

La fundación tendrá el objetivo de ser un modelo para aquellas personas que tienen que convivir con esta enfermedad y apoyar a los niños que padezcan desde temprana edad esta condición y puedan ver que se puede tener una vida plena a pesar de la enfermedad.

Zverev tiene diabetes tipo 1, que aún no es curable y por la cual los afectados tienen que inyectarse insulina por el resto de su vida. Es importante señalar que esta es una enfermedad metabólica que hace que el cuerpo tenga problemas para producir la insulina necesaria para el organismo.

"Sasha" recién volverá a los primeros entrenamientos durante esta semana en la última etapa de recuperación de la lesión sufrida en París. Luego de perderse Wimbledon, confirmó que tampoco estará en el US Open que comenzará a fin de mes.