Son la nobleza del tenis. Y así mismo viven: como reyes en auténticos castillos. Rafael Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer  poseen impresionantes mansiones que se extienden miles de metros cuadrados y que están dotadas con las más suntuosas comodidades.

Son propiedades de millones de dólares, ubicadas en las más exclusivas zonas de diferentes países del mundo, y que han sido adquiridas con los también millonarios ingresos generados tras las exitosas carreras de estos tres ases del tenis.

Estos opulentos inmuebles son empleados por el trío de tenistas, generalmente, para disfrutar de sus vacaciones o como refugios ocasionales para el reposo, en medio del exigente y agotador calendario de competencias.

Echemos un vistazo a estas mega propiedades de Rafa, Nole y Federer, llamados apropiadamente The Big Three -Los Tres Grandes- quienes no solo han demostrado ser los mejores tenistas de la historia, sino brillantes inversionistas para asegurar sus grandes patrimonios.

Djokovic

El serbio posee inmuebles en Belgrado (donde nació), Nueva York, Miami y Marbella. Es en esta última ciudad española donde se ubica la hermosa vivienda blanca que vemos en la imagen, situada al pie de una montaña en la exclusiva urbanización Sierra Blanca, con un gran jardín, piscina y palmeras.

La leyenda del tenis y ganador de 21 trofeos de Grand Slam le ha puesto incluso nombre a la mansión: se llama Casa Perla.

La alquiló durante la pandemia, pero se encariñó con la propiedad y decidió comprarla, tras lo cual emprendió costosas remodelaciones para adaptarla al estilo Feng Shui;un sistema filosófico con el que se identifica Nole.

La revista española especializada en inmuebles "Mi Casa" describe así las características de la casa del tenista serbio: "Tiene tres plantas distribuidas en 1.000 m2, nueve dormitorios, ocho baños, cocina, salones y varias terrazas". Confortable, sin duda.

Nadal

Más que una vivienda, la propiedad del español Rafael Nadal en su natal Manacor es un complejo de construcciones de 7.000 metros cuadrados situado junto al mar.

Fue adquirida por el tenista mallorquín en 2013 por 4 millones de euros, y desde entonces ha hecho grandes trabajos de restauración para conservar en algunas de sus habitaciones el tradicional estilo mallorquín de piedra.

Según un portal inmobiliario de Mallorca, la mansión “cuenta con 1.200 m2. Tiene tres salones, varias habitaciones, chimeneas, desván y garaje y otras construcciones a lo largo del terreno". Además -y esto no debe sorprender- ofrece unas espectaculares vistas al mar.

Federer

 

Por esta casa de arquitectura surrealista y apariencia de cristal, el astro nacido en Basilea pagó 7 millones de euros. Allí vive con su esposa Mirka y sus cinco hijos.

Está ubicada en Wollerau, en el cantón de Schwyz, (Suiza), cuenta con tres plantas y dos apartamentos separados para los invitados y estacionamiento subterráneo.

Como toda casa de atleta, cuenta con gimnasio multifuncional, spa y... ¿adivinan? sí, una cancha de tenis.

No es la única propiedad del tenista suizo. Tiene otras en Dubai y en Suiza.