Los jugadores del Abierto de Estados Unidos tendrán acceso a proveedores de salud mental con licencia y salas tranquilas como parte de una iniciativa anunciada el martes por la Asociación de Tenis de Estados Unidos.

La USTA dijo que busca "garantizar que se adopte un enfoque integral y holístico con todos los aspectos de la salud del jugador, incluida la salud mental".

“Nuestro objetivo es hacer que los servicios de salud mental estén tan fácilmente disponibles para los atletas como los servicios para un esguince de tobillo, y sin ningún estigma”, dijo el Dr. Brian Hainline, primer vicepresidente de la USTA.

"Proporcionaremos un entorno que fomente el bienestar al mismo tiempo que proporcionaremos los recursos necesarios para permitir fácilmente la búsqueda de atención de salud mental".

La actual campeona del US Open, Naomi Osaka, llamó la atención sobre el tema cuando se retiró del Abierto de Francia a fines de mayo para tomar un descanso de salud mental, y luego también se quedó fuera de Wimbledon. Dijo que tiene "enormes oleadas de ansiedad" antes de hablar con los medios de comunicación y que ha "sufrido largos episodios de depresión".

Otros atletas del tenis , y otros deportes, también han hablado de sus preocupaciones.