Muchos atletas se han expresado en medio de la crisis mundial que se atraviesa luego de la invasión rusa a Ucrania que ya lleva varios días de enfrentamientos armados. Incluso deportistas de primer nivel han tomado decisiones respecto a sus carreras en forma de protesta.

La tenista ucraniana Elina Svitolina, número 15 del ranking, anunció su renuncia al Abierto de Monterrey para evitar enfrentarse a una rival rusa en el torneo mexicano.Al tiempo, reclamó que las entidades rectoras del tenis cumplan con los lineamientos del Comité Olímpico Internacional para que los deportistas de Rusia y Bielorrusia jueguen como “neutrales”; es decir, representando a su federación y no al país.

Svitolina, de 27 años y esposa el también tenista Gael Monfils, ha alcanzado dos veces las semifinales en torneos de Grand Slam. También ha ganado 16 títulos en la gira de la WTA, llegó a tener un tope en el ranking de número tres y actualmente se ubica en el escalón N° 15 del listado. Al darse a conocer el sorteo, la ucraniana fue emparejada con la rusa Anastasia Potapova, lo que desencadenó la protesta.

En el comunicado, más allá de reclamar que los tenistas rusos y bielorrusos no representan a su nación, aclaró que "no le echo la culpa a los tenistas deportistas de esos países, ya que ellos no tienen ninguna responsabilidad por lo que deciden sus gobernantes".

La ITF canceló sus torneos en Rusia de manera “indefinida” y no programará ningún certamen este año en Bielorrusia. También pospuso un evento programado para realizarse en abril en Ucrania al citar una “alta preocupación por la seguridad”.

“Esta es una situación que evoluciona rápidamente. Estamos monitoreando constantemente los eventos y nos mantenemos en constante comunicación con la familia de la ITF, la junta de la ITF y expertos de seguridad para decidir los pasos a seguir. Mantenemos nuestra solidaridad con la gente de Ucrania”, dijo la ITF en un comunicado.