Otro golpe que sufre el torneo de tenis de los Juegos Olímpicos. A la baja confirmada de Rafael Nadal y a las últimas dudas sobre la participación de Novak Djokovic, se suma la ausencia de otro peso pesado: Roger Federer.

El suizo, de 39 años, estaba ante la última posibilidad de lograr uno de los pocos títulos que le faltaban: la medalla dorada en singles masculino. Federer sí logró el oro en dobles masculinos junto a Wawrinka en 2008, pero sólo logró la medalla plateada en singles en 2012 tras caer ante Andy Murray en la final.

Tras unas últimas temporadas plagadas de contratiempos y lesiones, Federer se había propuesto llegar de la mejor forma a los dos torneos del año que más le interesaban, Wimbledon y los Juegos Olímpicos. En el césped británico llegó hasta cuartos de final donde cayó ante el polaco Hubert Hurkacz en tres sets. El desgaste físico del torneo lo hizo mermar mucho su nivel a medida que avanzaba.

Pero de cara a Tokio, el suizo declaró en sus redes sociales que no podrá estar en la cita olímpica por lesión: "Durante la temporada de paso lamentablemente tuve un contratiempo con mi rodilla y decidí aceptar que me tengo que retirar de los Juegos Olímpicos de Tokio. Estoy muy decepcionado porque siempre fue un honor y un orgullo representar a Suiza cada vez que me tocó. Ya comencé la rehabilitación con las esperanzas de regresar al circuito en el verano. Espero que todo el equipo suizo tenga la mejor de las suertes y estaré alentando por ellos desde lejos. Como siempre, Hopp Schwiz!" publicó en Twitter.

La presencia de alguno de los tres máximos exponentes del tenis mundial en el torneo corre peligro. Porque a las bajas confirmadas de Nadal (por descanso) y ahora la Federer, se supo queDjokovic aún no confirmó su presencia en Tokio debido a la ausencia de público y las restricciones sanitarias.