Rafael Nadal sigue demostrando por qué es uno de los mejores tenistas de la historia. Jugó un gran partido para vencer nada menos que a Novak Djokovic en la final del Masters 1000 de Roma.

Desde el comienzo del partido, 'Rafa' salió decidido a imponer su juego en la capital italiana, pero el serbio también quería gritar campeón por lo que había un entretenido primer set que se lo terminó llevando el español.

Ya en el segundo set, Nadal se confió y el número uno del mundo lo arrasó al imponerse por un claro 6-1 igualando la serie. Sin embargo, en el tercer set, el ibérico demostró todo su arsenal y se impuso por 6-3 para conquistar su décimo Masters 1000 de Roma.