No es de este planeta, ya no hay dudas. Catorce títulos en Roland Garros para Rafael Nadal. Veintidós Grand Slam. Ambos, récords absolutos para un tenista en la historia del deporte blanco.

El español demolió al pobre Casper Ruud que no tuvo ningún tipo de oportunidad al querer desafiar al Rey de la Arcilla, nada mas y nada menos que en el patio de su casa. Fue un categórico 6-3 6-3 6-0 en apenas dos horas y veinte minutos de juego.

No hay palabras para describir lo del español, que si bien llegó con lo justo a nivel fisico, demostró total autoridad para sacarse de encima a jugadores como Felix Auger-Aliassime y Novak Djokovic que lo exigieron por mas de cuatro horas cada uno.

Es cierto que en las semis, ante Zverev, no tuvo su mejor partido y la "fortuna" de la lamentable lesion del aleman lo deposito en el partido por el trofeo. Pero nadie puede negar que lo de Rafa es meritorio. Nadie lo puede igualar en este terreno y en este torneo.

Párrafo aparte para el noruego Ruud. Hizo un gran torneo para llegar a la final, tachando jugadores en el que, hasta ahora, es su mejor rendimiento en majors. Cabe destacar que Casper fue parte de la Academia de Nadal y, claramente, es su mejor alumno. Solo que esta vez, no pudo vencer al maestro.

Nadal, de esta forma, le saca dos títulos de ventaja a Djokovic y Federer en la tabla de títulos grandes. Demasiado teniendo el cuenta el contexto de todos. Nole no parece el de siempre en este 2022 y sus problemas sanitarios pueden dejarlo atrás. Roger, por su parte, ya confirmó que no estará en Wimbledon y el retiro es inminente. Todo indica que por mucho tiempo Rafa será el mas ganador de Grand Slam.