El mismo día en que Rusia ejecutó la invasión a Ucrania, el mundo se paralizó expectante por los sucesos que podrían acontecer en las siguientes semanas del conflicto. Y el deporte, en principal el tenis, no estuvo ajeno al desarrollo de los acontecimientos.

Daniil Medvedev, nacido en Moscú hace 26 años, se enteró que iba a ser número 1 del mundo tras la derrota de Novak Djokovic en Dubai. El 24 de febrero de 2022 fue día paradójico para él como para millones de personas a un lado y otro de la frontera. El tenis no quedó al margen del conflicto bélico y estallaron polémicas en todo el planeta.

Serguei Stakhovsky dejó la actividad en el circuito y a sus 36 años se enlistó como reserva en el ejército ucraniano en Kiev. Su caso fue el más emblemático. Por otro lado, la tenista Elina Svitolina renunció a jugar el torneo de Monterrey al quedar emparejada con una tenista rusa en el debut en el torneo, exigiendo que, al menos, los deportistas rusos y bielorrusos no compitan bajo la bandera de sus países. Finalmente la WTA aceptó el reclamo y la ucraniana, no solo jugó, sino que triunfó.

En el caso de Medvedev, podrá seguir jugando en el circuito de la ATP, solo que no podrá hacerlo bajo bandera rusa, ya que la ITF dispuso, al igual que la WTA, suspender a las federaciones rusas y bielorrusas de las competiciones, como por ejemplo la Copa Davis, cuya fase previa comienza este fin de semana. De todas formas, los jugadores de aquellos países podrán seguir jugando, solo de forma individual y bajo bandera neutral.

“Mi jornada es una montaña rusa de sentimientos. Como tenista quiero promover la paz en todo el mundo. Jugamos en muchos países diferentes. No es fácil escuchar todas estas noticias. Estoy a favor de la paz. En estos momentos entendés que el tenis no es tan importante", declaró el actual líder del ranking mundial, aunque en la próxima semana volverá a ser número dos del mundo.

“Nuestros pensamientos están con el pueblo de Ucrania. Felicitamos a todos los jugadores que se han pronunciado o actuado en contra de este inaceptable acto de agresión. Nos hacemos eco de sus reclamos sobre el fin de las hostilidades y el regreso de la paz”, expresaron los organismos tenísticos que también confirmaron que los torneos de todas las categorías que se iban a disputar tanto en Rusia como en Bielorrusia fueron cancelados.