En un fin de semana a pura Copa DavisAlemania se hizo fuerte en Rio de Janeiro y eliminó a Brasil en una serie que concluyó 3 a 1. El día sábado, en la segunda jornada, concluyó la historia con dos triunfos alemanes: el dobles de Krawietz/Puetz y Alexander Zverev. De esta manera los europeos se aseguraron un lugar en las Finales.

Sin dudas, Alexander Zverev, el N° 3 del Ranking ATP, fue el gran verdugo del conjunto brasileño en la Copa Davis. El tenista de 24 años fue el artífice de dos de los tres triunfos alemanes en la serie que sirvieron para que sellen el pase a la siguiente instancia.

Como era de esperar, la localía de Brasil jugó un papel importante en el desarrollo de la serie. El tenista de Alemania tuvo que enfrentarse no solo a su par brasileño, sino que también tuvo que hacer frente ante un multitud ruidosa que lo provocó durante gran parte del duelo ante Thiago Monteiro, en el que se impuso por 6-1 y 7-5 en la cancha central del Parque Olímpico de Río de Janeiro.

"Nos abuchearon todo el tiempo y en algún momento ya fue demasiado, porque puedes amarme u odiarme, no me importa, pero cuando se trata de ofensas contra la familia, o alguien que amas, ahí es donde entra la línea del respeto. Hoy esa línea se ha cruzado. empezar a hablar de la madre o de la hija de alguien es donde para mí la gente se pasó de la raya", declaró luego del partido.

Zverev trajo a su novia con él a Brasil y ella tuvo que lidiar con los insultos. A pesar de la irritación mostrada en la cancha, cuando se fue rápidamente tras asegurar el triunfo sobre Thiago Monteiro, el jugador dice que no guarda rencor a los brasileños.