Nick Kyrgios es uno de los personajes más carismáticos que ofrece el deporte mundial. Vaya a donde vaya, el tenis australiano deja su marca, ya sea con declaraciones, actitudes o escándalos. Y esto último fue lo que ocurrió, ya que ha vuelto a dar que hablar por su vida personal fuera de la pista.

El tenista oceánico protagonizó una acalorada discusión con su novia por una supuesta infidelidad que acabó con la intervención de la Policía durante la estadía de la pareja en un hotel del país natal del deportista.

Kyrgios se alojó, junto a su novia Chiara Passari, en un hotel de Adelaida para pasar los 10 días de cuarentena exigida en Australia a todos aquellos que entran desde otros países. El tenista lo hizo tras disputar la Laver Cup en el TD Garden de Boston en Estados Unidos.

La pareja empezaró a discutir en la habitación por una supuesta infidelidad del tenista. Los gritos alertaron al resto de clientes del hotel, quienes no dudaron en llamar a la policía que se presentó en la habitación. Una vez calmados los ánimos, fueron separados en habitaciones diferentes.

Passari ha dado su versión de lo ocurrido a través de las redes sociales. "Después de recibir capturas de él dándole a una chica su dirección y diciéndole, literalmente, 'te abrazaré y dormirás conmigo', y ver una foto de ellos juntos en la cama, su excusa fue: 'Quizá, después de una fiesta, caí en mi cama y ella se desnudó en mi cama e hizo la foto'", explicó Passari.

La pareja ya había vivido una crisis a principio de años, cuando decidieron poner fin a su relación. Pero poco después volvieron a estar juntos, hasta esta semana cuando los conflictos volvieron a ver la luz y otra vez el escándalo se hizo presente.