Wimbledon 2022 se ha convertido en un auténtico dolor de cabeza para la organización del torneo. Ante la decisión del All England Lawn Tennis Club de Londres de no permitir la participación de tenistas rusos y bielorrusos en el torneo, la ATP respondió decretando que el certamen no entregue puntos para el ranking mundial.

Esa decisión generó que algunos tenistas prefirieran bajarse de la competición debido a que no podrán subir en el escalafón mundial y prefieran inscribirse en otros torneos donde puedan sumar más puntos. Estos jugadores son en mayoría los que no parten como favoritos para ganar el torneo, pero hay algunas figuras que tomaron dicha decisión. Y una es Naomi Osaka.

La japonesa, que no juega un partido oficial desde su derrota en primera ronda de Roland Garros, no acudió a ningún torneo de la gira de césped, una de las superficies menos agradables para la tenista. Por eso mismo, ante la imposibilidad de obtener puntos para el ranking, decidió no acudir a la cita. Lo mismo decidió Eugenie Bouchard, subcampeona del torneo en 2014, quien tampoco lo jugará.

"No sé por qué, pero si juego Wimbledon sin puntos es como una exhibición. Sé que no es verdad, pero en mi cerebro es así. No puedo dar el 100 %", dijo en conferencia de prensa. Cabe destacar que Osaka no juega Wimbledon desde 2019, ya que en 2020 no se disputó el torneo y el año pasado no acudió tras su retiro temporal ante sus problemas de salud mental.

El torneo, que empezará el 27 de junio, contará con las principales estrellas del circuito como Novak Djokovic, Rafael Nadal (avisó que quiere jugar pero depende de la evolución de su lesión) y Stefanos Tsitsipas. Entre las bajas masculinas están el actual número uno del mundo Daniil Medvedev, por el veto a su país, y Alexander Zverev, por su lesión en Roland Garros