Si la temporada 2021 de tenis ya es atípica por los torneos, restricciones y bajas, más lo es si desde el mes pasado y, hasta fecha a confirmar, no están en el circuito mundial ni Rafael Nadal ni Roger Federer por sendas lesiones que grafican el paso del tiempo.

Ambos jugadores vienen teniendo problemas físicos desde el año pasado, pero en la presente campaña esos problemas llegaron a obligar a ambos a parar. Nadal con una lesión en el pie que, prácticamente, le impedía caminar; y Federer con lesión en sus rodillas que lo hicieron pasar por el quirófano.

La fecha de regreso de ambos no está clara, sólo se estipuló que no van a estar en lo que queda de esta temporada, pero sin avisar para cuándo regresarán. Mucho menos se sabe, si estarán en condiciones para hacerlo de cara al Abierto de Australia, en el que tanto ellos dos, como Novak Djokovic, buscarán lograr el su major número 21 y desempatar con los otros dos.

Pero lo que sí es cierto es que los máximos rivales del circuito de los últimos años quieren regresar e, incluso, jugar juntos. En el marco de la Laver Cup, organizada por Federer, se pudo ver por primera vez un partido en los que ambos compartieron equipo. Fue en el dobles de la primera edición, en 2017, en la que jugaron ante San Querrey y Jack Sock y triunfaron 6-4 1-6 10-5.

En una "story" en su Instagram, el español arrobó al suizo y le preguntó si estaba disponible para jugar el dobles durante la próxima edición, a lo que Federer no dudó y respondió que habría que traer de vuelta a "Fedal", haciendo referencia a la conjunción de ambos nombres.

Es claro que ambos atraviesan los últimos años de sus carreras y, no pocos ya especulan con que el año próximo será una especie de despedida para una generación que acostumbró a los fanáticos a vislumbrar un tenis del más alto nivel.