Primer torneo en el que participa en 2022 y primer título para Rafa Nadal. No levantaba un trofeo en el circuito ATP desde hace más de siete meses (Masters 1000 de Roma en mayo) y hoy lo volvió a hacer en Melbourne para iniciar de forma excelente su temporada. Suma ya 89 títulos individuales en toda su carrera y, además, lleva desde 2004 ganando como mínimo un torneo por año.

En uno de los torneos preparatorios para el Open de Australia 2022, el español acabó acumulando sensaciones muy positivas a lo largo de la semana y la culminó venciendo, no sin ponerse el mono de trabajo en la final (7-6(6) y 6-3, en 1h43'), al estadounidense Maxime Cressy, 112º de la ATP y que llegaba a esta final desde la fase previa.

El 'yankee', jugador de saque y volea como ya no los hay en el circuito masculino, no le puso las cosas fáciles en el primer parcial forzando el 'tie', pero en el segundo se desfondó al chocar una y otra vez contra el muro balear.

"NO PUEDO ESTAR MÁS FELIZ"

En la ceremonia de entrega de trofeos, Nadal aseguró que “tener un trofeo debajo del brazo significa mucho después de haber estado tanto tiempo parado por lesión”.

Además, añadió: “Me siento privilegiado y un tío muy afortunado por estar aquí otra vez y volver de algunos momentos complicados por las lesiones. No puedo estar más feliz", admitió.

PRÓXIMA PARADA, OPEN DE AUSTRALIA

A pesar de ganar el título en el Melbourne Summer Set, Nadal no ascenderá posiciones en el ranking ATP y se mantiene sexto en dicha clasificación con 4.875 puntos.

La próxima parada de Rafa ya será el primer Grand Slam del año (del 17 al 30 de enero) que se disputa en Melbourne Park y en el que partirá, de nuevo, como uno de los favoritos al triunfo final.