Leylah Fernández tiene una de las historias más sorprendentes del deporte actual. La tenista canadiense de apenas 19 añosllegó a la final del US Open contra todos los pronósticos, no solo por lo hecho en el torneo, en el que venció a tres top ten, sino por como llegó al deporte.

Jorge, su padre, ecuatoriano de nacimiento, hizo su vida en Canadá en la que jugó fútbol de manera semiprofesional. Junto a su esposa de origen filipino, tuvo a Leylah que inmediatamente se interesó en el tenis. Pero cuando la dejaron libre de una academia, su padre se convirtió en su entrenador a pesar de no saber nada de tenis.

Eso generó un vínculo entre padre e hija que, con el ascenso meteórico en la carrera de Leylah, tuvieran todo tipo de costumbres y tradiciones para disfrutar juntos de los éxitos de la tenista. Y con el éxito que está teniendo la joven en Nueva York, nada cambia.

Por tal motivo, Jorge, no estará presente en el recinto donde Leylah buscará obtener su primer título de Grand Slam, debido a que, según declaró, es muy supersticioso respecto a las cábalas. Por tal motivo, apoyará a su pequeña desde su casa en Florida.

"No, no voy a estar allí, soy extremadamente supersticioso. Mi hija también lo es. He estado usando el mismo champú el día del partido, he usado los mismos pantalones el día del partido, creo que los mismos calcetines y ropa interior. Esto se ha llevado a un nivel completamente diferente. Leylah y yo siempre, cuando sabemos lo que funciona, no lo cambiamos. Está funcionando, así que no lo arruinemos", declaró a la prensa el entrenador y consejero de la tenista.

El partido definitorio será a las 16 hs, hora dominicana, y la canadiense enfrentará a Raducanu, otra de las sorpresas, ya que la británica arribó a la final desde la qualy y aún no cedió ni un solo set. La que gane, obtendrá su primer torneo grande en su corta carrera.