El presidente y director ejecutivo de la Asociación de Tenis Femenino (WTA, por sus siglas en inglés), Steve Simon, anunció la suspensión inmediata de todos los torneos de la WTA en China, incluido Hong Kong debido a la preocupación por el estado de la tenista Peng Shuai

Simon declaró el miércoles que la decisión se basó en la falta de transparencia de los funcionarios chinos tras la acusación del tenista de agresión sexual contra un alto funcionario del gobierno del país asiático, que derivó en semanas sin conocer el paradero de la deportista.

"En conciencia, no veo cómo puedo pedirles a nuestros atletas que compitan allí cuando a Peng Shuai no se le permite comunicarse libremente y aparentemente ha sido presionada para contradecir su acusación de agresión sexual", dijo Simon.

"Dado el estado actual de las cosas, también estoy muy preocupado por los riesgos que todos nuestros jugadores y personal podrían enfrentar si tuviéramos que realizar eventos en China en la temporada 2022 del circuito tenístico", aclaró el directivo.

Peng, una de las estrellas deportivas más reconocidas de China, acusó públicamente al ex viceprimer ministro Zhang Gaoli de obligarla a tener relaciones sexuales en su casa, según capturas de pantalla de una publicación en las redes sociales que se eliminó desde entonces, fechada el 2 de noviembre.

Tras la acusación, Peng desapareció de la vista del público, lo que provocó que varios jugadores de tenis expresaran preocupación en las redes sociales, utilizando el hashtag #WhereIsPengShuai. Luego de más de dos semanas sin noticias, el Comité Olímpico Internacional, a través de su presidente, Thomas Bach, notificó haber entablado comunicación con Shuai vía videollamada asegurando su bienestar. Pero la novedad no convenció al público y directivos del tenis que siguen manteniendo su preocupación.