Si el año de Roger Federer venía siendo duro, seguramente termine peor. Desde que la pandemia de Covid-19 mermó el rendimiento de muchos deportistas que se vieron obligados a no tener actividad profesional durante varios meses, el suizo arrastra un sinfín de contratiempos en el último tramo de carrera. Y ahora se suma uno grave.

Según confirmó en su cuenta de Instagram, el ex número uno deberá someterse a una nueva cirugía de rodilla que lo sacará de las canchas por "varios meses", tal cual expresó el tenista. Esta noticia llega luego de que comenzaran las dudas sobre su futuro luego de confirmarse su ausencia en los Masters 1000 de Toronto y Cincinnati.

“Quiero dejarles una pequeña actualización después de lo que pasó en Wimbledon. Es algo simple, me revisaron los doctores. Sé que me quieren ver jugar, pero lamentablementelos médicos me dijeron que mi rodilla necesitará otra cirugía. Durante un período de tiempo largo estaré en muletas y voy a atender esta situación de mi rodilla. Es difícil… quiero jugar, pero soy realista y quiero estar saludable. Es difícil jugar a esta edad y necesito estar en forma para volver” fue el mensaje que dejó a sus fans.

En todo 2020 el suizo apenas jugó un torneo. Fue en el Abierto de Australia, donde accedió a las semifinales y perdió con Novak Djokovic. Luego, por una operación en su rodilla derecha, estuvo sin jugar hasta marzo de 2021. Una inactividad de un año y dos meses, el mayor lapso sin jugar en toda su carrera.

Este año, apenas jugó trece partidos, donde se destacan los cuartos de final alcanzados en Wimbledon, justamente, su último torneo. Tras su despedida de Wimbledon, anunció que no participaría en el certamen olímpico de Tokio 2020, algo que pareció lógico para su cuidado. Necesitaba descanso y recuperarse luego de un regreso complicado a su edad.

Si bien la noticia parece significar que Federer podría estar cerca del retiro, el tenista que cumplió cuarenta hace unos días se muestra optimista en volver con nivel para dar muestras de su talento, al menos, un tiempo más. Y el mundo del deporte espera que así sea.