Que la era de dominio de los tres grandes del tenis de los últimos años está llegando a su fin, es algo evidente con solo mirar los últimos torneos. Pero para uno de los tenistas más reconocidos del circuito, esa época ya terminó con la derrota de Novak Djokovic en la final del US Open ante Daniil Medvedev.

El australiano Todd Woodbridge, uno de los mejores doblistas de la historia, con más de ochenta títulos en su carrera, de los cuales dieciséis fueron en torneos de Grand Slam, opina que con lo que pasó en el Arthur Ashe hace unos días, oficialmente se termina una era.

"La era del Big Three de Federer, Nadal y Djokovic se ha terminado. Novak podrá ganar aún uno o dos torneos de Grand Slam, pero será difícil porque ahora la nueva generación se ve capaz de ganar los Grand Slam y ya no tienen complejos. Ahora, las cosas van a dar un giro por completo", declaró a los medios tras la final.

Si bien el serbio es que el más chances tiene de obtener el ansiado titulo grande número 21, que desempate con los otros dos, Woodbridge lo ve difícil ya que no contará ni con Nadal o Federer, ya que entre los tres se servían como medida para levantar su nivel.

"No creo que Djokovic caiga de forma tan fuerte porque aún tiene muy cerca el objetivo de ganar su Grand Slam número 21. Pero sí agradecería que Nadal volviera a desafiarle, porque es el tipo de motivación que necesita. Si Rafa y Roger no vuelven a su nivel, será complicado para Djokovic", sentenció el australiano.

La próxima oportunidad para el serbio será en enero, cuando justamente en el Abierto de Australia, donde ya ganó en nueve ocasiones el certamen, intente coronarse como el mayor ganador de torneos grandes de la historia. Habrá que ver si tanto Nadal como Federer, que no estarán en lo que queda del año, serán capaces de evitarlo.