Si no hay polémica no se trata de Nick Kyrgios. Ahora, el reconocido tenista australiano es acusado de agredir físicamente a una mujer, y tras no presentarse a una audiencia inicial el martes, una jueza de la ciudad de Canberra, Australia, le ha ordenado comparecer en octubre ante un tribunal.

Según una información de la Associated Press, el  atleta de 27 años había presentado un recurso para aplazar el proceso varios meses, lo que fue denegado, ya que no estaba obligado a buscar un acuerdo con la fiscalía ni a solicitar una fianza.

Ahora, el abogado del deportista, Michael Kukulies-Smith, quien fue en su representación, solicitó que el proceso se celebrara el próximo 25 de noviembre debido a la apretada agenda de Kyrgios, quien no tenía estimado premisamente pasar su tiempo libre en su ciudad natal, todo esto para “poner fin al asunto".

Del incidente, solo se sabe que una joven lo acusa de agresión, aunque no se sabe si fue de carácter física, emocional, psicológica o sexual. El cargo, podría estar relacionado con un incidente ocurrido en enero del año pasado en Canberra que fue denunciado en diciembre ante la Policía del Territorio de la Capital Australiana.

Según diversos medios, la denuncia tiene que ver Chiara Passari, ex novia del recientemente finalista por primera vez de un torneo de Grand Slam y que de ser encontrado culpable podría enfrentar cargos que conlleven hasta dos años de cárcel.

Sin embargo, sus abogados le recomendaron no hacer declaraciones sobre el caso legal.

Protagonista de otro escándalo

Recientemente Kyrgios, podría enfrentarse a una causa penal por su comportamiento durante la Final del último torneo de Wimbledon, en julio pasado, en la que fue derrotado por el serbio Novak Djokovic.

En ese partido, Kyrgios se quejó del comportamiento de una espectadora, a la que acusó de estar ebria. La mujer fue expulsada del recinto brevemente, y ahora ella denuncia "falsas acusaciones" y estudia demandar al tenista por difamación.