Durante un partido de cuartos de final de Roland Garros en 2008, el español Nicolás Almagro, que enfrentaba a su compatriota Rafael Nadal dijo luego de una devolución ganadora de Rafa "va a ganar Roland Garros cuarenta años seguidos. Va a tener 65 años y va a seguir ganando Roland Garros".

La frase, dicha a su entrenador, reflejaba frustración ante la imposibilidad de vencer al manacorí, pero se convirtió en una premonición sin precedentes. De todas formas, si bien Rafa no llegará a jugar hasta los 65, tiene su futuro en las manos de un tratamiento en el cual confía llegar listo para pelear por la decimoquinta corona.

En conferencia de prensa, Nadal confirmó que se someterá a un tratamiento que incluye inyecciones de radiofrecuencia en su pie lesionado. Cabe destacar que esa lesión le impidió jugar el segundo semestre de la temporada 2021 y, durante el Abierto Francés, tuvo que inyectarse analgésicos en el nervio antes de cada partido.

"Las inyecciones en los nervios me han ido bien, ahora vamos a hacer un tratamiento que consiste en una intervención en los dos nervios. Consiste en Inyecciones con radiofrecuencia pulsátil que me podrían ayudar a disminuir la sensación que tengo en el pie. La idea es desinhibir el nervio y quitar la sensación de dolor tan permanente que tengo, a ver si con este tratamiento podemos dejar el nervio medio dormido y tener esa sensación que sea más permanente, aunque me deje con el pie sin tanta sensibilidad", explicó.

Ese paso será clave, ya que de funcionar, podría seguir jugando bajo esa metodología. El inconveniente radica en que, si fracasa, la opción de la operación es inminente. El cuerpo médico del tenista declaró que, de operarse, no solo deberá perderse casi una temporada, sino que tampoco hay garantías de recuperar el pie afectado y podría derivar en el retiro definitivo.

"No jugaré Wimbledon tomando antiinflamatorios. Si no funciona el tratamiento me preguntaré si estoy listo para hacer una operación que no me garantiza ser competitivo y tardaría mucho en volver. La operación podría mejorarme pero no me aseguraría la posibilidad de poder seguir. Tengo que hablar conmigo mismo y tomar una decisión de vida, porque tampoco quiero estar medio año parado sin tener certezas", comunicó.