Rafael Nadal siempre tiene un plus, más cuando juega en el "patio de su casa" que es Rolando Garros. El ganador del trece ediciones del Abierto de Francia dio el golpe al vencer a Novak Djokovic en los cuartos de final del torneo, pero a pesar de eso hay preocupación en el entorno del español.

La lesión en el pie que lo obligó a perderse toda la segunda mitad de la temporada 2021, no mostró signos de aparecer nuevamente. El 2022 viene siendo excelente para Nadal con varios títulos a comienzo de año, incluido el Abierto de Australia que lo dejó como máximo ganador de la historia de Grand Slams.

De todas formas, según sus entrenadores, el desgaste que está haciendo Rafa en la arcilla francesa es algo a tener en cuenta y los médicos vigilarán constantemente la evolución del tenista. Es que entre el partido de octavos ante Auger-Aliassima y el de cuartos ante el serbio, Nadal sumó más de ocho horas de juego, lo que sin duda traerá consecuencias.

"Lo veo bien. La verdad, Rafa está en semifinales, ganando cinco partidos. El último, ya vieron. Y la verdad es que estamos muy contentos. Con él, nuestras expectativas al respecto son siempre muy altas. Sabemos que puede dar lo que está dando. Es verdad que ha sido una temporada de tierra atípica, pero bueno, es Rafa Nadal en Roland Garros y sabemos lo que hay", declaró Carlos Moyá, entrenador de Nadal.

Sin dudas que el avance de Nadal en Francia está dando que hablar, en la carrera hacia un título número catorce en la capital francesa. Ahora viene Alexander Zverev y Moyá sabe que será otra exigencia a un nivel muy alto para pensar en una hipotética final.

"El pie está aguantando y estoy seguro que lo seguirá haciendo hasta el final del torneo. Contra Zverev no hay que dar ventajas porque siempre está ahí, además puede salir de aquí como número uno del mundo. Asi que no creemos que porque Rafa le haya ganado a Nole ya se hizo con el torneo. Hay que pensar en las semifinales, nada más", cerró Moyá.