La temporada 2021 está siendo esquiva para muchos de los principales jugadores del circuito. Entre la falta de actividad que se arrastra desde el año pasado y lesiones, son pocos los que han podido mantener cierta regularidad en los torneos. Ahora es el turno de Dominic Thiem de frenar.

El austríaco de 27 años, comunicó que debido a una lesión que arrastra desde la previa de Wimbledon, no jugará en lo que queda del año. De esta forma, tampoco podrá defender la corona del US Open, torneo que ganó el año pasado tras derrotar en la final al alemán Alexander Zverev en cinco sets.

"Después de haber pasado una semana entrenando en la cancha, todavía sentía dolor en la muñeca y sabía que no estaba del 100%. Volví a ver a mis médicos y hemos decidido seguir un tratamiento conservador, dando más tiempo a la lesión para que se recupere. Estoy muy decepcionado de no poder defender mi título del US Open y perderme el resto de la temporada. Pero sé que esto es lo que tengo que hacer. Tengo una larga carrera por delante, así que solo volveré cuando esté completamente recuperado y en buena forma para competir" explicó en su comunicado el número seis del mundo.

De esta forma, la recuperación será un proceso lento que le permitirá al austríaco volver totalmente renovado para el año que viene, en el que.