El serbio Novak Djokovic, 34 años y nº 1 mundial, jugará el domingo su séptima final de Wimbledon. Todas son especiales en la ‘Catedral’ del tenis mundial, pero la actual contiene mucho significado histórico, porque un sexto trofeo en el All England Club significaría que se pone a la altura del suizo Roger Federer y el español Rafa Nadal, que iguala sus 20 coronas de Grand Slam en su 30ª final.

Novak Djokovic se enfrentará al primer italiano que llega a una final de Wimbledon, Matteo Berrettini (25 años y nº 9), el domingo a las 15.00 horas. Si el reciente vencedor del ATP sobre hierba de Queen’s manifestó su buena forma derrotando al polaco Hubert Hurkacz por 6-3, 6-0, 6-7 (3) y 6-4, el balcánico enseñó a todos que se halla listo para afrontar con garantías a los jóvenes que cada vez aprietan más.

‘Nole’ domó al zurdo canadiense Denis Shapovalov, 22 años y nº 12, por 7-6 (3), 7-5 y 7-5 en 2h.44’. “Seguramente Shapovalov fue mejor jugador en el primer y segundo set”, reconoció Djokovic antes de irse de la central, en la entrevista ante los aficionados.

Sí, el explosivo norteamericano enseñó su capacidad para poder con cualquiera, así como la inmadurez para mantener una estabilidad entre los momentos de euforia y los de dificultad. Se despidió entre lágrimas de un público volcado con su descaro y su tenis agresivo.

Djokovic cerró con dos ‘aces’. Una muestra de autoridad, un mensaje de apogeo. Le queda no dejarse traicionar por la emoción del reto frente a un Berretini con recursos para dar un susto, si bien carente de la experiencia de un partido tan transcendente.

Novak has ninja reflexes. 🥷

Djokovic iguala las siete finales en Wimbledon del alemán Boris Becker, que fuera su entrenador, y los estadounidenses Pete Sampras y Arthur Gore. Buscará un ‘hat trick’ tras haber dominado las dos ediciones anteriores, en 2018 y 2019. No hubo torneo en 2020 por la pandemia.

Campeón del Open de Australia y Roland Garros, Djokovic tiene a tiro Wimbledon, continuar la ruta de la gesta de completar un Grand Slam de oro con la medalla de Tokio 2020 y el US Open. Juega fuerte y va por todo.

Ya ganó a Berrettini en los cuartos del último Roland Garros, por 6-3, 6-2, 6-7 (5) y 7-5, como había sucedido en las ATP Finals de Londrs 2019 (6-2 y 6-1.