Empieza la parte más caliente del Abierto de Francia. Con los cuartos de final empezando a disputarse el día de hoy y un cuadro superior sumamente atractivo, la previa del duelo entre Novak Djokovic y Rafael Nadal ya tiene algunos cruces antes de que ambos salgan esta tarde a la cancha.

Según se confirmó, hubo posturas diferentes a la hora de elegir el horario en el cual ambos buscarán un lugar en las semifinales del torneo y que, sin duda, será el plato fuerte de la jornada. Y en esa pequeña lucha, el ganador fue Djokovic.

Ni bien terminó el partido por octavos de final, que incluyó una lucha a cinco sets ante al canadiense Felix Auger-Aliassime, Nadal expresó su preferencia de jugar los cuartos de final por la tarde. "Conozco Roland Garros de día, siempre he jugado de día. Por lo que si pierdo y es mi último partido en este torneo, prefiero jugarlo de día".

Pero el pedido del máximo ganador del certamen, con trece conquistas en a arcilla parisina, no pesó más que la de la organización. A la televisión se le hizo agua la boca con el esperado duelo entre Djokovic y Nadal y bajo ningún concepto permitió que pusieran en el juego en otro horario que no sea la noche francesa. De esta forma, se garantizaba que el partido pudiera verse en la mayor parte del globo terráqueo.

El partido se jugará no antes de las 20:45, hora local, lo que significa que en toda América se podrá ver por la tarde (el horario en República Dominicana será a las 15:45). Incluso, en países como China, Japón o Australia, el partido se verá en la mañana del miércoles.

¿Y qué decía Djokovic al respecto? Después de su holgado triunfo en sets corridos frente a Diego Schwartzman, el número 1 del mundo contó: “Hay que adaptarse a eso. Obviamente, depende también contra quién jugás. A veces es favorable jugar a la noche, a veces de día. No hay algo predeterminado o una fórmula que siempre funcione, es lo que quiero decir. Aunque históricamente jugué muy bien y gané muchos partidos de noche en diferentes Grand Slams, en especial en Australia”.

La diferencia de jugar por la noche en arcilla es que los recintos son abiertos y la temperatura suele bajar varios grados, por lo que la humedad aumenta y el polvo se vuelve más pesado y lento. Eso va en contra del juego de Nadal, cuyos tiros toman un efecto más veloz en condiciones diurnas. De todas formas, nada está dicho, aunque Djokovic haya tomado una pequeña "ventaja" previa al duelo de hoy