Que el mundo tenístico se está acercando al momento de tener que despedir a los jugadores que han marcado una época en los últimos años es una realidad que los fanáticos no quieren aceptar. Y cada declaración que sirve para aferrarse a la ilusión de seguir viendo jugar a las leyendas es tomada como una bocanada de aire fresco.

Y en eso contribuyó Toni Nadal, tío y entrenador de Rafael Nadal, uno de los máximos ganadores y uno de los mejores jugadores de la historia del tenis, rey indiscutido del polvo de ladrillo. Pero su dominio ha decaído debido a lesiones que, por ejemplo, lo han marginado de la temporada actual.

El español ha tenido que frenar su 2021 antes de tiempo por una lesión en el pie que le ha impedido encarar la segunda mitad del año y tomarse un descanso hasta 2022 con una fecha aún no confirmada de regreso, por lo que las dudas acerca de su futuro crecieron.

Pero Toni ha expresado a la prensa su confianza en su sobrino, a quién ha entrenado durante toda su carrera: "Aprendimos a convivir con problemas y creo que lo volverá a superar. Él está animado para empezar el 2022 a tope. Confío que el 2022 sea un buen año para él", expresó sobre como ve la evolución del tenista.

Además, mostró confianza acerca de la lucha por quedarse con el título de máximo ganador de la historia de torneos de Grand Slam, que ahora está empatada entre Rafa, Djokovic y Federer con 21 conquistas cada uno y que parece difícil de superar.

"Yo creo que para Federer es más complicado porque tiene 40 años y viene de varias operaciones que no sé si quedó bien. En el caso de Rafael confío en que le queden dos o tres años buenos. Confío en que sea capaz de ganar algún Grand Slam más", aseguró el entrenador.