Los cuatro torneos de Grand Slam tendrán de ahora en adelante un súper tie-break de 10 puntos cuando los partidos queden empatados 6-6 en el set decisivo. La junta directiva de los cuatro grandes informó este miércoles que la medida estará a prueba durante el resto de 2022 e hizo el anuncio a nombre de los Abiertos de Australia, Roland Garros, Wimbledon y de los Estados Unidos.

La decisión responde a "un fuerte deseo de tener una mayor consistencia en las reglas del tenis, y por ende mejorar la experiencia de los jugadores y de los aficionados", según anunció la entidad que regula la organización de los cuatro principales torneos del circuito de la ATP.

El Abierto de Australia ya usaba el desempate de 10 puntos mientras que Roland Garros, que arrancará el 22 de mayo, era el único grand sin un desempate en el set final. Wimbledon tenía como criterio un desempate de siete puntos a partir del 12-12 y el US Open recurría al desempate de siete puntos desde el 6-6.

"Con esta prueba, si el marcador alcanza el 6-6 en el set final, el ganador del partido será el primer jugador que llega a 10 puntos con una ventaja de dos o más puntos. El objetivo central de los cuatro torneos de Grand Slam es unificar. Esa era realmente la prioridad", dijo la Junta de los Grand Slams.

El cambio de formato fue aprobado por la comisión de reglas del tenis de la Federación Internacional de Tenis y aplica a todos los torneos de Grand Slam, incluyendo las fases de clasificación y los cuadros principales de ambas ramas en sencillos y dobles, tenis adaptado y sencillos juveniles.

El clamor por un cambios cobró fuerza tras el partido en el que John Isner venció 70-68 a Nicolas Mahut en el set final de su duelo de primera ronda en el Wimbledon de 2010. Ese duelo duró 11 horas y 5 minutos a lo largo de tres días.