La temporada 2021 tuvo varias bajas en el circuito que incluyeron a tenistas de enorme cartel como Roger Federer, Rafael Nadal o Dominic Thiem. Aellos se les sumó Novak Djokovic que puso en vilo a todos al no tener actividad por más de un mes luego de perder la final del US Open ante Daniil Medvedev.

Pero el serbio confirmó su regreso a las canchas y estará presente en los últimos Masters de la temporada, así como en la Copa Davis que cerrará un particular año para el serbio que lo tuvo muy cerca de ganar el Grand Slam.

Pero no todo es color de rosas para el número uno del mundo, ya que pensando en la temporada 2022, Djokovic podría sufrir un revés importante en sus aspiraciones de volver a intentar el Grand Slam y de convertirse en el máximo ganador de dichos torneos, ya que puede que no juegue el Abierto de Australia.

Es sabido que Djokovic es uno de los deportistas que no le dieron demasiada importancia a la pandemia de Covid-19 e, incluso, a día de hoy insiste con no vacunarse. Tal es así, que declaró a la prensa que no sabe su acudirá a la cita tenística en enero próximo debido a las restricciones que el país oceánico impone a sus visitantes.

Las palabras llegaron al Ministro de Inmigración australiano que advirtió que cualquier persona que quiera acceder a Australia deberá tener la pauta completa de vacunación. "Necesitas tener las dos dosis de vacunas para poder visitar Australia.Es una aplicación universal, no solo para los tenistas. Eso significa que cada visitante que llegue a Australia debe haberse puesto las dos dosis. No es un mensaje para Novak Djokovic, es un mensaje para todo aquel que quiera venir a Australia: necesitas tener la pauta completa de vacunación".

De esta forma, Nole deberá decidir que es más importante, si vacunarse o perderse el torneo que ganó en nueve ocasiones y que podría significar mantener el número uno del ranking y convertirse en el máximo ganador de majors con 21 títulos.