Para el joven Carlos Alcaraz no hay rival sencillo y mucho más cuando te enfrentas a tu ídolo. Sin embargo, el de Murcia no tuvo contemplación para darle a Rafael Nadal una de las derrotas más dura de su carrera en el polvo de ladrillo.

El sensacional raqueta española Alcaraz se sobrepuso a una lesión para derrotar el viernes 6-2, 1-6, 6-3 en lo que dejó al mundo del tenis con una confirmación de que ha nacido una leyenda.

Así fue el punto con el que 🇪🇸 @alcarazcarlos03 certificó su pase a semifinales del #MMOPEN

A pesar de que tuvo un problema en uno de sus tobillos, Alcaraz sacó la garra latina para llevar contra las cuerdas a Rafael Nadal que viene de recuperarse de una lesión en sus costillas.

Ahora Alcaraz se enfrentará al mejor tenista de los últimos años Novak Djokovic, que por su parte venció 6-3, 6-4 a Hubert Hurkacz.

La victoria de Alcaraz significó el fin de la racha de 25 triunfos de Nadal sobre tenistas de su propio país por lo que significa una acción muy grande para el aún menor de edad en muchas partes del globo.

Pese a la dura derrota sobre Nadal ambos jugadores mantuvieron la compostura y la buena química en un año en el que el tenis ha pasado por malas horas entre actos antideportivos, sanciones por el conflicto ruso entre otros.

Las aspiraciones de Nadal se vieron afectadas por una fisura costal por estrés que sufrió en su victoria sobre Alcaraz en las semifinales de Indian Wells. Su otro triunfo contra el español, noveno del mundo, se dio en Madrid el año pasado, cuando el joven recién comenzaba a llamar la atención de todos.

"Es complicado jugar contra Rafa, especialmente para mí porque es mi ídolo. He intentado verlo en cada partido y aprender de él", explicó a pie de Murcia y fanático del Real Madrid tal como lo es Nadal.

Alcaraz aclaró que pensó retirarse por el problema en el tobillo.

"Después de doblarme el tobillo y pensar que igual no podía saber pensé en dar todo porque no me iba a retirar y me ha hecho sacar todo para ganar el partido", aclaró.