Para la mayoría de los apostadores deportivos profesionales, MLB es el equivalente a la rutina diaria de nueve a cinco. Es el lugar de donde proviene la mayor parte de su flujo de ingresos y el único deporte que realmente necesita estar al tanto si quiere considerar seriamente hacer de las apuestas deportivas una carrera de tiempo completo. Esto se debe a que MLB es acción constante durante gran parte del año.   

 Sin embargo, lo que es crucial para los apostadores de la MLB es conocer y comprender los diversos factores sobre cómo se ganan y se pierden exactamente los juegos de béisbol. Términos tales como ERA, WHIP, OBP y tasa de ponches, son solo algunos de los aspectos fundamentales que el apostador debe tener en cuenta si tiene la intención de convertirse en un apostador deportivo profesional de la MLB. 

Un excelente lugar para comenzar a comprender mejor estos términos son sitios web como Fangraphs.com y Baseball-reference.com, los cuales analizan las estadísticas de béisbol en gran detalle y son muy recomendables. Dedique algún tiempo a comprender estos datos y la sabermetría detrás de ellos porque este es el combustible para comprender mejor el béisbol. Si bien toda esta información inicialmente puede parecer desalentadora, una vez que comprenda los términos en sí, se vuelven bastante claros (por ejemplo, la relación (K) se usa para calcular la frecuencia con la que un bateador se poncha y su capacidad para hacer contacto. 

Lo primero y más importante para ser un apostador exitoso de la MLB, es saber los lanzadores abridores de cada equipo. La estadística más básica para determinar la calidad relativa de un lanzador es la efectividad. ERA significa "promedio de carreras limpias" y muestra cuántas carreras ha permitido un lanzador, en promedio, en el transcurso de la temporada. Una efectividad baja es buena, una efectividad alta es mala. Entonces, cuando evalúe un enfrentamiento en particular, mire la efectividad de ambos lanzadores y cuál han sido sus efectividades en sus últimos juegos, como también contra el equipo que se enfrentan.

Un lanzador abridor de los Piratas de Pittsburgh, por ejemplo, podría tener una efectividad de 3.23, lo cual es buena. Sin embargo, si miramos más de cerca nos damos cuenta que en sus últimos cinco juegos en casa, su efectividad sube a 5.65, o que, contra los Filis de Filadelfia, un equipo con el que ha tenido problemas en el pasado, su efectividad sube a 6.94. Estos son factores adicionales que debe observar de cerca y no simplemente elegir el que tenga la efectividad más baja. 

Otro factor a considerar al evaluar el mérito relativo de un lanzador de cara a un juego esWHIP. WHIP es una estadística mucho más precisa para medir a los lanzadores, que solamente usar ERA. Sin embargo, combinar WHIP y ERA le brinda una imagen mucho más clara al evaluar la efectividad general de un lanzador. El acrónimo WHIP significa "bases por bolas más hits por entrada lanzada" y es una sabermétrica muy útil que se encuentra en casi todos los principales sitios web de deportes que cubren el béisbol. Si bien la ERA es una estadística sencilla diseñada para mostrar simplemente la cantidad de carreras que permite un lanzador, WHIP profundiza, revelando en un número preciso la cantidad de bases por bolas y hits que el lanzador ha permitido por entrada. 

Esta estadística refleja con mayor precisión la capacidad general de un lanzador que simplemente usar ERA por sí solo. La razón de esto es que un lanzador puede dar varias bases en bolas o permitir varios imparables en una entrada y aun así obtener una efectividad de 0.00 si su equipo no permite una carrera. Sin embargo, este no sería el caso en términos de su WHIP, ya que cada hit y base por bolas que permitió se registraría, a diferencia de ERA.

Esta es la razón por la que los apostadores utilizan con más frecuencia WHIP que ERA; sin embargo, el uso combinado de ambas estadísticas brinda la imagen más clara posible. Como indicador general, un puntaje WHIP bajo se considera excelente en el transcurso de una temporada y sub-1 es fantástico. Recuerde siempre comparar la historia reciente (10 juegos o menos) con las estadísticas de la temporada o de toda la carrera con respecto a la efectividad y el WHIP para brindar los datos más claros posibles al determinar las fortalezas generales de un lanzador. 

Estas son las dos sabermétricas más importantes para usar al evaluar a los lanzadores desde el punto de vista de los apostadores. Ahora, concentrémonos en el segundo aspecto más importante del béisbol, elbullpen. 

¿Con qué frecuencia ha tenido una apuesta en la MLB que parece un ganador seguro en las primeras entradas solo para perder el partido en la parte inferior de la novena entrada debido a un relevo inestable? Desafortunadamente, esto es bastante común en las apuestas de béisbol, ya sea la séptima, octava o novena entrada.

Una vez que sale el lanzador abridor y entran los lanzadores de relevo, ya el juego es de cualquiera. ¿Correcto? Bueno, no siempre. Si pronosticar el relevo de un equipo puede ser un desafío, hay ciertos factores que puede considerar para ayudarlo a eliminar parte del riesgo en las últimas entradas. 

Lo primero que hay que mirar es la profundidad del bullpen. ¿Qué tan bueno es el relevo del equipo que está apostando? Los equipos con rotaciones buenas y con buenos relevistas tantos zurdos y derechos tienden a desempeñarse mejor en las entradas finales que aquellos con bullpens más débiles. 

El siguiente factor a considerar para pronosticar al bullpen es el uso histórico del mismo por parte del manager. Algunos dirigentes son más agresivos en el uso del relevo que otros. Algunos mantienen la fe en un lanzador abridor incluso cuando se ven inestables en el montículo, mientras que otros cambiarán al bullpen a la primera señal de problemas. Saber cómo un mánager acostumbra a usar su relevo, puede ser clave para comprender cuán importante será el papel del bullpen en el próximo juego. 

El último factor a considerar al analizar la fuerza del bullpen es la forma reciente. Esto se relaciona con los dos primeros puntos sobre la profundidad y la agresividad, y analiza la frecuencia con la que se ha utilizado el bullpen en los últimos juegos y cómo le fue en esas situaciones. Si se han enfrentado a un equipo de grandes bateadores, o si los lanzadores abridores duraron pocas entradas o si el relevo ha tenido problemas recientemente, entonces ese bullpen puede tener problemas para el próximo juego, dependiendo del cansancio y uso que haya tenido. 

Estos tres factores relacionados con el bullpen, deberían permitirle obtener esa ventaja adicional al determinar cuánto valor hay en un juego de béisbol en particular. 

El siguiente aspecto a considerar al evaluar en qué juegos apostar es la ofensiva de un equipo. Aunque este aspecto es menos importante que evaluar el pitcheo abridor y el bullpen de un equipo, sigue siendo bastante significativo para los apostadores. Las estadísticas de bateo, como las que se analizan a continuación, lo ayudarán a tener una idea más clara junto a su evaluación del pitcheo y bullpen. 

Batear es un factor importante en el béisbol por razones obvias. Cuanto más batea un equipo, más probable es que anote; por lo tanto, mayor es la probabilidad de que ganen el juego. 

Las principales cosas a tener en cuenta al evaluar la ofensiva de un equipo son AVG (el "promedio de bateo" del jugador) y OBP (el "porcentaje en base" del jugador). Estas dos estadísticas ofensivas fundamentales te dicen que tan bueno es un jugador. 

Otros aspectos a considerar también son SLG (el "porcentaje de slugging" del jugador) y OPS (que es una combinación de porcentajes de OBP y SLG), también se debe analizar como un equipo(x) le batean a los zurdos o derechos. Si bien todos estos datos estadísticos pueden parecer un poco abrumadores al principio, todos están disponibles en cualquiera de las grandes redes deportivas como ESPN.  

Los puntos finales a considerar cuando se apuesta en el béisbol es qué impacto tendrán el estadio y las condiciones climáticas en el juego. 

Los estadios de la MLB han demostrado en el pasado que pueden favorecer a los bateadores o a los lanzadores, ya sea por su tamaño o por la ubicación del mismo. Por ejemplo, hay estadios que exhiben tendencias particulares, los parques de bateadores (lugares de muchas carreras) incluyen parques como Coors Field en Denver (su baja presión de aire y altitud tienden a hacer que las pelotas viajen más lejos) y Fenway Park en Boston.

En general, los juegos en estos lugares tienden a obtener totales más altos que en otros estadios. Los parques de lanzadores (lugares de pocas carreras) incluyen parques como Petco Park en San Diego y PNC Park en Pittsburgh. Estos parques favorecen a los lanzadores y generalmente tienen totales más bajos que los de otros estadios. Haga su tarea con respecto a las estadísticas relevantes de varios parques y úselo a la hora de elegir en quien apostar. 

El clima también puede jugar un factor importante para los apostadores. Si bien muchos elementos climáticos podrían desempeñar un papel en la decisión del resultado de un juego, como la presión del aire, la humedad, etc., solo la dirección y la velocidad del viento pueden afectar seriamente un juego y, por lo tanto, deben considerarse cuidadosamente. El viento puede afectar tanto negativamente como positivamente el resultado de la velocidad con que se golpea la pelota, en cualquier lugar entre 10 y 40 pies de distancia extra dependiendo de la velocidad del viento.  

Estas son solo algunas de las estrategias que usan los apostadores profesionales cuando hacen sus análisis para elegir a quien apostar. Hágalos parte de su repertorio también y el béisbol pronto se convertirá en uno de sus deportes favoritos para apostar durante el año.