Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ya son una realidad. No hay marcha atrás. Después de meses de dudas y con una suspensión en el medio, Japón ya está recibiendo a las numerosas delegaciones de todos los países que vivirán la fiesta del deporte mundial. O al menos, eso intentarán.

La pandemia de Covid-19, que fue la causante de la suspensión del año pasado y de los estrictos protocolos que hacen d estos Juegos los más particulares de la historia, sigue haciendo de las suyas. Y los contagios, si bien se trata de reducirlos al mínimo, son inevitables.

Según las cifras arrojadas por el Gobierno japonés, ya son 71 los contagios relacionados exclusivamente con los Juegos Olímpicos entre atletas, asistentes, entrenadores y miembros de las delegaciones. El último reporte indica que la taekwondista chilena Fernanda Aguirre ha dado positivo este martes a su llegada a Japón y no podrá competir, ya que su categoría (-57 kg) compite el día 25 y tendrá que guardar 10 días de cuarentena. Llegó desde Uzbekistán con las pruebas PCR requeridas por la organización de los Juegos negativas, pero dio positivo en el aeropuerto, según detalla el comunicado. De acuerdo al protocolo establecido por las autoridades del país anfitrión, la deportista fue trasladada a instalaciones sanitarias y no a la Villa Olímpica, donde deberá guardar una cuarentena de al menos diez días.

Este lunes se conoció el contagio del jugador checo de voleibol de playa Ondej Perusic. El atleta se perderá el partido inaugural que será el 24, aunque podría acabar perderse la competición al completo. Perusic está vacunado con la pauta completa y se encuentra asintomático. Es el tercer deportista de la Villa Olímpica que da positivo por COVID-19,después de dos futbolistas sudafricanos que fueron los primeros en contagiarse dentro de la Villa. El Comité Olímpico Checo ha solicitado el aplazamiento del encuentro.

Seguramente la lista de contagios aumente a medida que transcurren los días. Habrá que ver como se desarrollan los Juegos con este procedimiento, al tener todos los atletas el riesgo de dejar de competir en medio de su participación debido a los test que pueden dar positvo.