La ciudad china de Pekín confirmó este sábado 15 de enero su primer caso local de la variante ómicron del coronavirus a menos de tres semanas para que empiecen los Juegos Olímpicos de Invierno un paso atrás para el país asiático quienes no iban a toleran este tipo de contagios.

La prensa china indicó que la persona contagiada no ha tenido contacto alguno con otros, por lo que hay cierta "confianza".

Mira aquí los 30 momentos más icónicos de los Juegos Olímpicos de Invierno 

Tras hallar el positivo, las autoridades confinaron un edificio residencial en el distrito de Haidian, en el oeste de la ciudad mencionó la agencia EFE en un comunicado de prensa.

La República Popular China se ha mantenido implacable en su política de tolerancia cero contra la covid, con estrictas restricciones a la movilidad. Estos ya están acostumbrados a mantener este tipo "encerrona" debido a la que la enfermedad se dio a conocer en la mencionadas tierras.

Funcionarios chinos aseguraron hoy que China se enfrenta a "un gran desafío" dado que también restan dos semanas para que se celebre el Año Nuevo chino y han pedido que no se viaje si no es "estrictamente necesario" para eludir los desplazamientos masivos típicos de estas fechas.

Por otra parte, las tareas para controlar el virus en la ciudad central de Xi'an, que se encuentra completamente confinada desde el pasado 23 de diciembre, han entrado en su "etapa final", rescató un informe de la mencionada agencia de noticias.

El número total de contagiados activos en la China continental asciende a 3.451, 11 de los cuales se encuentran graves, según las últimas estadísticas oficiales. Desde el inicio de la pandemia se han infectado 104.745 personas, de las que 4.636 fallecieron.