La NFL comenzó hace dos semanas y ya hay muchas historias que contar acerca de las principales figuras del campeonato del deporte más popular de Estados Unidos. Pero la principal es sobre un jugador que parece haber detenido el tiempo, ya que con 44 años de edad, sigue siendo dominante a niveles sorprendentes.

Se trata de Tom Brady, el máximo ganador de Super Bowls de la historia, y que ahora liderando la ofensiva de los Tampa Bay Buccaneers,inició la defensa del título logrado a final de temporada anterior y parece estar convencido de buscar el doblete.

Por la segunda semana de la temporada, los Buccs le ganaron a Atlanta por 48-25 en una gran actuación ofensiva en el Raymond James Stadium. Brady, que había declarado que jugó la pasada campaña con una lesión importante en sus rodillas, conectó cinco pases de touchdown anoche y, sumado a los cuatro que realizó en el partido ante Dallas, suma nueve en las primeras dos jornadas, su mayor registro de su carrera.

Su mejor registro hasta ahora era siete pases en las primeras dos semanas, marca que logró en 2011 y 2015. Tan destacado es lo de Brady, que quedó a apenas uno de la mejor marca histórica de la NFL, perteneciente a Patrick Mahomes en 2019 con diez.

Brady fue consultado sobre si era posible jugar hasta los cincuenta años. Dijo "¿50? Eso es un largo tiempo. Incluso para mí, eso es mucho tiempo. Siempre he dicho que los 45 era la edad que quería llegar y ese era mi objetivo". Pero viendo el nivel que está mostrando, quién sabe hasta dónde podría llegar