Se espera que el mariscal de campo de los Buffalo Bills, Josh Allen, comience el partido del domingo contra los Carolina Panthers pese a un esguince en el pie izquierdo sufrido durante la derrota de la semana pasada ante los Tampa Bay Buccaneers, informó el viernes el entrenador Sean McDermott.

Josh Allen and the #Bills fall to Tom Brady and the #Bucs in OT 33-27. @REALRICO_BF breaks it all down postgame. Let's discuss on Discord: https://t.co/EEbmRfIcaz

Apple https://t.co/l1FQYVLi8K

Spotify https://t.co/zpeKqTxPk1

YT https://t.co/ubRnUPfckW

"El equipo médico se siente cómodo con la situación (de Allen) y continúa en la dirección correcta", señaló McDermott. "Y luego, lo que vi con mis propios ojos en la práctica de ayer, parece que él es capaz de ejecutar la descripción del trabajo que acompaña a la posición de mariscal de campo".

McDermott habló por primera vez del estado de Allen en su aparición radial semanal en WGR en Buffalo. Se espera que el mariscal de campo participe de lleno en la práctica del viernes. Estuvo limitado el miércoles y en la práctica del jueves.

Allen no faltó ni un minuto en la derrota en tiempo extra en Tampa después de lesionarse en el último cuarto y no se ha perdido un inicio debido a una lesión desde su año de novato.

Otros jugadores ofensivos informaron que Allen "luce bien" en la práctica del jueves. El mariscal de campo suplente Mitchell Trubisky tomó algunas de las jugadas en la práctica esta semana.

La ofensiva de los Bills puede no tener otro titular clave.

El tackle izquierdo Dion Dawkins dio positivo por COVID-19 el viernes por la mañana, según McDermott.

Dawkins está completamente vacunado y fue hospitalizado durante cuatro días mientras se enfrentaba al virus al comienzo del campo de entrenamiento.

La prueba positiva se produjo dentro del período de dos semanas después de su segunda dosis de la vacuna.

Dawkins tenía dificultad para respirar, escalofríos, tos y deshidratación cuando contrajo el virus en julio. Perdió alrededor de 16 libras.

"Eso es lo primero, el primer lugar al que va su mente, ¿verdad? Cómo lo manejará esta persona", reflexionó McDermott. "En este caso, (Dawkins) lo ha tenido antes y ciertamente ha tenido algunos desafíos. Por lo tanto, haremos todo lo posible para apoyarlo y asegurarnos de que esté lo más saludable posible o pueda estar tan bien como sea posible lo antes posible".

La línea ofensiva de Buffalo se ha barajado varias veces este año debido al COVID-19 y otras lesiones. El tackle derecho titular novato Spencer Brown se perdió varios juegos por estar en la lista COVID-19, pero desde entonces no ha tenido problemas.

Los Bills solo tienen otro jugador en la lista de COVID-19: el apoyador suplente Tyrel Dodson.

McDermott no descartó a Dawkins para el partido del domingo. Esta semana, la NFL introdujo protocolos para que los jugadores vacunados regresen al campo.

El receptor abierto Emmanuel Sanders (rodilla) ha sido descartado para el juego del domingo.