La realización de los Juegos Olímpicos de 2020 fue un dolor de cabeza para todo el Comité Olímpico Internacional. La pandemia de Covid-19 obligó a la postergación de la cita deportiva por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, por lo que para las ediciones siguientes,la organización quiere tener todo previsto.

El nuevo formato de elección de la sede hace que el COI evalúe mediante diálogo constante la ciudad mejor preparada y, tras una discreta ceremonia, se anuncia la ganadora luego de una votación. Y faltando quince años para los de 2036, las propuestas ya comenzaron a llegar.

Londres, Estambul, Yakarta, Budapest, Doha, Vladivostok y Wuhan forman parte del nutrido grupo de ciudades con ganas de organizar los Juegos Olímpicos de ese año, por lo que parece que la competencia será ardua en busca de la ciudad que albergue el evento.

El proyecto más llamativo es el que el alcalde de Londres, Sadiq Khan, planteó el pasado mes de mayo, horas antes de ser reelegido para su cargo: una nueva candidatura para 2036 o 2040 para organizar los Juegos “más baratos y sostenibles de la historia”, que formasen parte de la recuperación de la capital británica tras la pandemia. Londres se convertiría así en la primera ciudad en acoger los Juegos en cuatro ocasiones, tras las ediciones de 1908, 1948 y 2012.

Otro alcalde, el de Estambul, Ekrem Imamoglu, afirmó en julio, coincidiendo con la inauguración de Tokio 2020, que estaba “convencido de ganar” si se presentaban para 2036, en lo que sería su sexto intento. La ciudad turca fue una de las principales candidatas para los Juegos pasados pero cayó ante Tokio en la final.

En Rusia el interés por tener unos Juegos es tanto que ya hay al menos tres ciudades que ya compiten entre sí: San Petersburgo, Kazan y, como reciente incorporación, Vladivostok. Pero Rusia deberá esperar a que venzan las sanciones que recayeron sobre su deporte por dopaje, a finales de 2022, antes de hacer cualquier movimiento que implique lanzar una candidatura.

El caso más llamativo es el de la ciudad china de Wuhan. Allí, comenzó a propagarse el coronavirus que derivó en una pandemia que continúa al día de hoy y provocó que los Juegos Olímpicos de Tokio fueran los más complicados de la historia. Pero la ciudad quiere dejar atrás ese estigma y se lanzó a organizar los de 2036.