Si bien ya se sabía desde hace varios que la ciudad colombiana de Barranquilla iba a ser la sede de los Juegos Panamericanos de 2027, ayer se hizo oficial en un acto que incluyó a las máximas autoridades del país Sudamericano que recibirá el evento por segunda vez, luego de la edición de 1971 realizada en Cali.

“Vamos a mostrarle al mundo entero, al hemisferio, lo que es la pujanza colombiana”, expresó el presidente Ivan Duque durante la ceremonia, realizada en el centro de eventos Puerta de Oro de la ciudad caribeña.

El proceso de selección no fue fácil, ya que la ciudad colombiana fue la única que presentó una candidatura oficial para la vigésima edición de los Juegos. Buenos Aires, Cochabamba, Quito y Bogotá retiraron sus candidaturas en medio del proceso por diversos motivos. Finalmente, Barranquilla fue elegida por aclamación y no por voto.

El presidente de Panam Spors, el chileno Neven Ilic, destacó que "por lo que he visto hasta el momento me parece que Barranquilla ya está lista para los Juegos Panamericanos, más algunos detalles que tenemos que hacer", debido a que la ciudad ya dispone de la gran mayoría de las instalaciones para usar dentro de seis años.

Por último, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, finalizó con un mensaje lleno de optimismo por la elección: “Los invitamos a sumarse a este reto y esperamos que en el 2027 nos vuelvan a decir que organizamos los mejores Panamericanos”.

Luego de que la última edición se realice en Lima, los próximos Juegos Panamericanos se desarrollarán en Santiago en 2023, en la previa de los Juegos Olímpicos de París 2024.