Fue una sorpresa mundial. De ser casi desconocido a entrar en la historia del olimpismo como ganador de una de las pruebas más importantes de cada Juego Olímpico. Marcell Jacobs le dio a Italia una de las medallas más festejadas en dicho país tras consagrarse en los 100 metros en el Estadio Olímpico de Tokio.

Por si fuera poco, Jacobs también le dio a Italia el oro en la posta 4x100, dándole al país europeouna de las alegrías más importante que se recuerden en el atletismo nacional, ya que los últimos años fueron dominados por países como Jamaica o Estados Unidos.

Pero la sorpresa continúa, ya que el estadounidense nacionalizo italiano anunció que no volverá a correr, al menos, hasta 2022. El velocista respondió preguntas en su cuenta de Instagram y, ante la consulta de un aficionado sobre cuándo lo volverán a ver correr, respondió simplemente "2022".

En principio, Jacobs debía correr el 21 de agosto en Estados Unidos, en el Prefontaine Classic, en el marco de la Diamond League, y después el 3 de septiembre en Bruselas y el 9 en Zúrich por la misma competición, citas en las que no estará finalmente.

Según la prensa italiana, el velocista habría regresado a los entrenamientos en su país, pero habría cesado por la fatiga acumulada por el evento olímpico y por un problema en una rodilla que arrastraba desde antes de los Juegos, que no le impidió ganar el oro. Debido a esto, el atleta prefirió no arriesgar y ponerse a punto para volver al circuito el año que viene.