Ayer fuimos testigos de uno de los juegos más emocionantes de la historia de la locura de marzo y del baloncesto en sentido general. Una vez más se enfrentaban los grandes rivales buscando el pase a la final del campeonato nacional de la NCAA, definiéndose el resultado en los minutos finales ante los ojos de más de 70,000 personas que asistieron a presenciar la historia en el Superdomo de New Orleans.

Un juego de ‘vida o muerte’, donde cada jugador se entregó por completo, terminó con la victoria de los Tar Heels de North Carolina sobre los Blue Devils de Duke. No de la manera que quizás lo planeo, pero con esta derrota termina la carrera del entrenador legendario,Mike Krzyzewski, conocido como “Coach K” después de 42 años dirigiendo el equipo de la Universidad de Duke.

Los finales pueden ser difíciles.

 “Estaré bien”, dijo Coach K en su última rueda de prensa.

Para entender en su justa dimensión la grandeza y legado de este entrenador, debemos remontarnos al inicio de su carrera y su trayectoria:

Inicios

Krzyzewski nació el 13 de febrero de 1947 en Chicago, era hijo de padres polaco-estadounidenses. Fue criado como católico, mientras asistía a la escuela católica St. Helen en la aldea ucraniana, Chicago. Más tarde asistiría a la escuela secundaria Archbishop Weberen Chicago, una escuela preparatoria católica para niños.

Asistió a la Academia Militar de EE. UU. en West Point, Nueva York, entre 1966-1969, donde jugó baloncesto con el entrenador Bob Knight “El General”. Fue capitán del equipo de baloncesto del ejército en su última temporada, 1968–69, y llevó a los cadetes al Torneo Nacional por Invitación (NIT) en el Madison Square Garden de la ciudad de Nueva York, donde West Point terminó cuarto.

De 1969 a 1974, Krzyzewski sirvió como oficial en el Ejército de los EE. UU, recibiendo la baja del servicio activo en 1974 con el rango de capitán. A partir de ese momento comenzaría su carrera impacatando desde el banquillo. Fue asistente personal del dirigente Knight con los Indiana Hoosiers durante su histórica temporada 1974–75.

Después de un año con Indiana, Krzyzewski regresó a West Point como entrenador en jefe a los 28 años; en sus cinco temporadas, llevó a los Army Cadets a un récord de 73–59 (.553) y un puesto en el NIT en 1978.

 

Comienzo en Duke

El 18 de marzo de 1980, Krzyzewski fue nombrado entrenador en jefe de la Universidad de Duke después de cinco temporadas en Army. Sus inicios no fueron fáciles, pero Coach K seria insistente. Después de luchar en sus primeras tres temporadas en Duke y acumular un récord de 13-29 en la Atlantic Coast Conference (ACC), Krzyzewski llegó al Torneo de la NCAA por primera vez en 1984.

El 29 de marzo de 1986, Duke para vencía a Kansas con marcador de 71-69 para su primera victoria en el Final Four. En el 1991 enfrentándose a Kansas Jayhawks, Duke conseguía su primer campeonato del torneo de la NCAA.

En 1991, los Blue Devils comenzaron la temporada como campeones nacionales defensores y lograron repetir como campeones en 1992 al vencer de manera contundente a Michigan Wolverines, algo que conseguía un equipo por primera vez, desde que UCLA lo hizo en 1973.

En 1994, Krzyzewski se sometió a una cirugía para reparar un disco roto en la espalda, pero insistió en volver al margen para la temporada 1994-1995, usando muletas para mantenerse en pie. Sin embargo, el dolor se volvió tan intenso que pasó varios días sin dormir al principio de la temporada.

Al comienzo del juego ACC, el dolor había progresado hasta el punto de que no podía continuar. Poco después del primer juego de ACC, Krzyzewski les dijo a sus jugadores y entrenadores que se ausentaría, ocupando su puesto, su asistente personal, Pete Gaudet. Se dice que su esposa, Carol Marsh, fue la persona que lo persuadió para que se retirara, dándole un ultimátum a su esposo: si él quería volver a casa en lo que sería su último día como entrenador esa temporada, necesitaba saltarse la práctica e ir al médico.

En realidad, Mike tenía planeado renunciar, pero el director atlético Tom Butterslo lo convenció de que tomara un permiso de ausencia y tomara su tiempo para recuperarse. Con su entrenador, Duke volvería a coronarse campeón del torneo nacional de la NCAA en 2001, 2010 y 2015.

En síntesis, los Blue Devils se convirtieron en un elemento fijo en la escena del baloncesto nacional con 35 pase a torneos de la NCAA en los últimos 36 años y 24 consecutivos de 1996 a 2019, la segunda racha actual más larga de torneo. apariciones detrás de Kansas, que ha aparecido en el torneo en 30 temporadas consecutivas. En general, ha llevado su programa a la postemporada en 36 de sus 42 años en Duke, un récord de todos los tiempos, líder de victorias y partidos jugados como entrenador en torneos masculinos de la NCAA con 101 y 131 respectivamente. Sus equipos de Duke han ganado 15 Campeonatos ACC y han estado en 13 Final Fours, ambos récords para un entrenador y ganó 1.202 juegos en su carrera, el entrenador con más victorias en la historia del baloncesto universitario.

Krzyzewski convirtió a Duke en la marca más importante del baloncesto universitario y luego mantuvo el programa en la cima del deporte durante cuatro décadas. Es considerado el entrenador más grande de dos los tiempos en la NCAA, por encima del entrenador Wooden, que ganó 10 títulos nacionales en un lapso de 12 años y durante una época en la que el deporte, en general, no era tan competitivo de costa a costa.

This Coach K tribute piece is special 🙏

 

Selección Nacional de Baloncesto

Llegó a la selección nacional de Estados Unidos como asistente en 1979, consiguiendo la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de ese año, el Campeonato FIBA ​​Américas de 1992 y los Juegos Olímpicos de 1984 y 1992. Ganó en 1990 la medalla de bronce en el Campeonato Mundial FIBA.

Fue elegido entrenador en jefe del equipo nacional masculino de Estados Unidos en 2005, ganando la medalla de oro en los Juegos Olímpicos 2008, 2012 y 2016, además de la medalla de oro en el Campeonato FIBA ​​Américas 2007. En 2010 y 2014 ganó el Campeonato Mundial FIBA y la medalla de bronce en el Campeonato Mundial FIBA ​​de 2006. Ha acumulado un récord total de 75-1 (.987) como entrenador.

 

Premios

Una carrera majestuosa que ha conseguido los más altos laureles y que tratamos de resumir:

  • Tres veces entrenador del año de Naismith College.
  • Cinco veces entrenador del año de la ACC.
  • Dos veces ganador del premio de entrenador Amos Alonzo Stagg.
  • Premio al Graduado Distinguido de West Point.
  • Dos veces miembro del Naismith Memorial Basketball Hall of Fame.
  • Miembro del Salón de la Fama del Baloncesto Universitario.
  • Miembro del Salón de la Fama Olímpico de los Estados Unidos.
  • Miembro del Salón de la Fama de la FIBA.
  • Miembro del Salón de la Fama del Deporte de la Academia Militar de los Estados Unidos.
  • Miembro del Salón de la Fama del Deporte Nacional Polaco Estadounidense.
  • Premio al mejor entrenador de Time / CNN America.
  • Sports Illustrated 2011 "Deportista del año"
  • Orden de Lincoln (el más alto honor del Estado) por el Gobernador de Illinois.
  • Premio Golden Plate de la American Academy of Achievement en 1995.

 

Entrenar en la NBA

Durante su larga permanencia en Duke, Krzyzewski ha tenido la oportunidad de entrenar en la NBA al menos cinco veces. Luego de llevar a los Blue Devils a su tercera aparición consecutiva en la Final Four. Boston Celtics le ofreció un puesto de entrenador, pero rechazó su oferta.

En 1994, fue perseguido por los Portland Trail Blazers, pero nuevamente optó por quedarse con Duke.

En 2004, Krzyzewski también fue entrevistado por Los Ángeles Lakers tras la salida del destacado entrenador Phil Jackson sugerido principalmente por Kobe Bryant. Recibió una oferta formal del gerente general de los Lakers, Mitch Kupchak, supuestamente por cinco años, $40 millones de dolares y propiedad parcial, pero nuevamente rechazó la NBA.

En 2010, los New Jersey Nets supuestamente estaban dispuestos a pagarle a Krzyzewski entre 12-15 millones para entrenar al equipo, oferta que también rechazo.

En 2011, a Krzyzewski se le ofreció el puesto vacante de entrenador de los Minnesota Timberwolves, pero nuevamente rechazó la oferta y decidió quedarse en Duke.

 

¡Adiós Coach K!

Se despide del banquillo con 75 años de edad, no sale campeón como todos queríamos ver terminar tan increíble historia, pero si con la frente en alto y el respeto de todo el mundo.

“Estoy seguro de que eso es lo que extrañaré cuando mire hacia atrás; Ya no estaré en la arena. Pero, maldita sea, estuve en la arena durante mucho tiempo. Y estos niños hicieron que mi última vez en la arena fuera increíble”, respondía en su última conferencia de prensa posterior al juego.

En Duke y con el equipo masculino de Estados Unidos, literalmente entrenó a más jugadores de baloncesto de élite que cualquier ser humano en la historia. Nunca llegó a un punto en el que pareciera que el juego lo había pasado, incluso cuando continuó trabajando mucho más allá de la edad en que la mayoría ha terminado con esta profesión.

“Tal vez puedas superponer una puesta de sol”, dijo Mike Krzyzewski. Y luego se alejó de su última arena.

¡Adiós Coach K!