Luego de transcurridas veintisiete semanas, donde contamos con el fin de semana del Salón de la Fama, pretemporada, temporada regular, playoffs y ProBowl, por fin llegamos a la cita esperada, el Super Bowl LVI, que será celebrado en el SoFi Stadium, casa de Los Ángeles Rams y los Ángeles Chargers.

Por un lado, tenemos a los sorpresivos Cincinnati Bengals, que llegaron a la tierra prometida sin ser favoritos para ganar su división, mucho menos para clasificar a postemporada, pero aquí están, luego de vencer al equipo de Las Vegas Raiders, ganarle al Campeón de Conferencia Tennessee Titans con un gol de campo al expirar el tiempo y vencer en tiempo extra a los favoritos Kansas City Chiefs. Todo esto apoyado en Joe Burrow, Regreso del Año de la NFL y Ja’marr Chase, el Novato Ofensivo del Año.

Del otro lado, tenemos a Los Angeles Rams, uno de los favoritos para llegar al Super Bowl. Para llegar a este punto vencieron al equipo de Arizona Cardinals, siguiendo con una victoria sufrida ante los campeones del Super Bowl 55, los Tampa Bay Buccaneers. Por último, lograron una victoria ante San Francisco 49ers. El equipo de los Rams tuvo varios héroes, Mattews Stafford fue uno de estos, pero lo logrado por Cooper Kupp, Jugador Ofensivo del Año y la defensa de Aaron Donald y Von Miller, sin dudas es lo más resaltable, pues sin ellos era imposible llegar a estas instancias de la temporada.

Todo el mundo estará pendiente al espectáculo de medio tiempo, Snoop Dogg, Mary J. Blige, Kendrick Lamar, Dr. Dre y Eminem fueron los elegidos para convertir ese momento en historia. Buscaran superar las participaciones de Prince en 2007, Michael Jackson 1993 y Katy Perry en el 2015, que fueron momentos históricos.

El Super Bowl, es sinónimo de deporte, de espectáculo y también de grandes ingresos, que llegan en su mayoría, por la gran inversión publicitaria en que incurren las empresas para verse a nivel mundial. Según fuentes de NBC que transmitirá el partido, las cuñas publicitarias para este evento andan por los 6.5 Millones de dólares, por cada 30 segundos.  Y en algunos momentos especiales del partido esos 30 segundos fueron vendidos a 7 millones.

"La NFL nunca ha sido más fuerte y nos ha llevado a nuevos récords este año. Expresó Mark Marshall, presidente de publicidad de NBC Universal.  Se habla de unas 46 empresas se estarán mostrando en esta ocasión.

Por dentro del partido 

Los Cincinnati Bengals juegan aprovechando sus oportunidades para hacer jugadas explosivas. Es donde Joe Burrow, Ja'Marr Chase y compañía prosperan ofensivamente.  La línea ofensiva de los Bengals simplemente no es lo suficientemente buena como para resistir jugada a jugada contra el alardeado frente defensivo de Los Ángeles Rams. Y para empeorar el panorama de los Bengals, su equipo defensivo tendrá que buscar cómo detener al tridente de Matthew Stafford, Cooper Kupp y Odell Beckham Jr.

Los Ángeles tienen la ventaja en todas las facetas del juego, Cincinnati ha estado jugando con fuego durante toda la postemporada y aún no se ha quemado.

Gracias al estimado Ivan Montaño (@iamontanok) por la colaboración en este análisis.

Predicción: Los Angeles Rams campeones del Super Bowl LVI