Lamont Marcell Jacobs, es un italiano nacido en El Paso, Texas, y con infancia en un pueblo  de la provincia de Brescia.

Los favoritos se repetían: Trayvon Bromell (hoy no logró superar la serie semifinal), Andre De Grasse (bronce, con 9s89) o Akani Simbine (cuarto). Pero pocos ponían el ojo en él. Con su dorsal 2428, dominó gran parte de la carrera pese a tener una de las reacciones más lentas (0,161).  Jacobs llegó en 9s80, mientras que el podio lo completaron el estadounidense Ferley (9s84) y el canadiense Andre de Grasse (9s89).

Dejó un aviso en la velocísima serie 3 (tercero con 9s84 y récord europeo), y destrozó todos los pronósticos en la final: Jacobs es el nuevo rey de los 100 metros, tras volar en 9s80 por la pista de Tokio. Registró el segundo récord europeo en apenas dos horas. El heredero de Usain Bolt llegó desde el carril 3, en una de las mejores noches dela historia del atletismo italiano.

Todo un impacto para el Viejo Continente: Jacobs es el primer europeo en ganar el título olímpico de los 100 metros desde el británico Linford Christie en Barcelona 1992, y el primer campeón olímpico italiano de sprint desde que Pietro Mennea ganó los 200 metros enMoscú 1980.