Usain Bolt se quejó porque la nueva tecnología aplicadas en zapatillas para atletismo, con suela gruesas revestidas en fibra de carbono, dan una ventaja a los corredores. El jamaiquino, que no participará de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, fue muy duro en sus declaraciones.

“Cuando me lo dijeron, no podía creer que esto fuera a lo que hubiésemos llegado. Ya saben a lo que me refiero, que realmente ahora les damos a los atletas una ventaja para correr aún más rápido”, dijo Bolt.

“Es extraño e injusto para muchos atletas porque sé que en el pasado (las empresas de calzado) realmente lo intentaron y el organismo rector dijo 'no, no se pueden cambiar el calzado’, así que saber que ahora realmente lo están haciendo es ridículo”, agregó Bolt, ocho veces campeón olímpico.

Bolt en 2017

Bolt mantiene el récord mundial de los 100 metros, con 9,58s y 200 metros, con (19,19s). Además, fue ocho veces campeón olímpico. Antes de esta última declaración, Bolt aseguró que con estas nuevas zapatillas, conocidas como Super Spikes, su récord lo hubiese bajado a 9.50s.

Opinión en contra

El estadounidense Trayvon Bromell es uno de los favoritos para llevarse la medalla de oro de los 100 metros. Marcó el mejor tiempo del año con 9.77 segundos, pero está menos convencido del impacto de las nuevas zapatillas. “No creo que haya muchos datos que demuestren que están teniendo una mejora tan grande”, dijo Bromell, que corre con New Balance, la semana última.