Josh Allen se convirtió en el primer mariscal de campo seleccionado en el draft de la NFL del 2018 en recibir una extensión en su contrato.

Los Bills de Buffalo y Allen llegaron a un acuerdo que lo mantendrá en el equipo por6 temporadas más, hasta el 2028, con un valor total en su contrato de US$258 millones de dólares, promediando así un total de US$43 millones. Éste tendrá garantizado más del 50% de su dinero total, con US$150 millones en total.

Con este pacto, el mariscal de 25 años de edad se encuentra solo por detrás de Patrick Mahomes en la lista de quaterbacks mejor pagados de la liga. Mahomes tiene un contrato de US$450 millones de dólares por un total de 10 años.

Allen tuvo una gran temporada 2020, en la que, finalmente, pudo dar ese salto que tanto se esperaba desde su temporada de novato. Con un total de 4544 yardas aéreas y 37 pases de anotación, los Bills lograron tomar la División Este de la Conferencia Americana por primera vez desde el 1995, con un récord de 13-3. El porcentaje de pases completos de éste fue una de las áreas que más ha mostrado mejoría desde su llegada a la liga. En el 2018, éste tuvo un pésimo porcentaje de 52.8%; un año más tarde, éste pudo mejorar ligeramente, pero no suficiente para poner números sólidos, con un 58.8%. Finalmente, esta temporada logró explotar su precisión, con un porcentaje de 69.2%.

Allen tuvo esta extensión primero que los mariscales seleccionados antes que él en el draft, Baker Mayfield  y Sam Darnold, y también logró esto primero que los demás quaterbacks seleccionados en la primera ronda: Josh Rosen y Lamar Jackson.