Si eres fanático del fútbol, probablemente el nombre de Dirk Kuyt te sea familiar. Quizás de primeras no lo asocias a nada o quizás sí, pero una vez que te dicen Países Bajos, Liverpool, UEFA Champions League y Copa Mundial de la FIFA, los recuerdos te invaden la memoria.

Este habilidoso extremo que también podía jugar como volante ofensivo inició su carrera en el Quick Boys de su país, luego se marchó al Utrecht y finalmente al Feyenoord de Róterdam, equipo en el cual despuntó hasta ser fichado por el Liverpool inglés en 2006.

Una vez hecho el traspaso, su nombre se volvió popular. Como el goleador de la Eredivisie holandesa en el 2005, el chico rubio llegó a los Reds con la etiqueta de figura y no defraudó. Un subcampeonato en la Champions de 2007 sería su primer gran logro con los de Anfield Road (en esa final contra el Milan marcó un tanto). Más tarde ganaría una Copa de la Liga, en 2012.

Con su selección, disputó los Mundiales de 2006, 2010 y 2014, siendo subcampeón y tercer lugar en los 2 últimos, respectivamente. Allí fueron 24 goles los que anotó en 104 partidos vestido de naranja.

En 2018 colgó los botines con el Quick Boys, el club que lo vio nacer como futbolista. Allí acabó su aventura dentro del balompié, pero parece que no en los deportes.

Se pondrá los guantes

Dirk Kuyt se ha mantendo activo en los años posteriores a su retiro y de hecho, quiere volver a ser deportista profesional. No obstante, ya lo de las patadas al balón parece que no le va, por lo que prefiere pasarse al mundo de los puños.

Según el medio AD, el otrora mediocampista peleará en un evento denominado Hit it, que se celebrará en su país, concretamente en Róterdam. El espectáculo llega de la mano del reconocido kick boxer Rico Verhoeven, campeón mundial peso pesado de la empresa Glory.

Sobre su debut en los cuadriláteros, Kuyt dijo lo siguiente:

"Como exjugador de fútbol, sé lo que es estar en un estadio. Han pasado unos cuatro años desde que dejé de jugar al fútbol. Y, por supuesto, extraño esa tensión y esa lucha por ganar un partido. He practicado bastantes otros deportes como tenis, padel y fitness. Pero subirme en un ring es nuevo para mí. Así que me encantaría entrar en esa batalla contra otra celebridad. De ahora en adelante entrenaré duro".