La nadadora Ikee Rikako no solo es conocida por ser una de las principales nadadoras que representarán a Japón en estos Juegos Olímpicos Tokio 2020. La joven de 21 años viene de quedar en primer lugar en una de las batallas más fuertes que han existido en la historia:el cáncer.

Rikako fue diagnosticada con leucemia luego de que a ésta se le dificultara respirar en unos entrenamientos, en el 2019. La atleta duró un año tratando fuertemente con esta enfermedad, y sin poder volver a nadar en una piscina.

Ésto fue un cambio total en la vida de Rikako, quien está dentro del agua desde el momento en que nació. Su madre la dio a luz en un parto en agua, y tres años después empezó a nadar. A los 5 años de edad, ésta ya podía nadar 50 metros en los estilos libre, espaldas, mariposa y braza. Luego de continuar practicando y compitiendo en diferentes torneos durante su infancia, a los 13 años, Rikako logró calificar en los Juegos Olímpicos Río 2016.

Así mismo, ésto le abrió una gran cantidad de puertas, y continuó participando en grandes torneos, hasta que llegó el día de su diagnóstico.

En una entrevista Rikako dijo esto:

En mi punto más bajo, quise morir. Pensaba que estaba mejor muerta si tenía que pasar por ese tipo de dolor.

La misma regresó a las piscinas en marzo del 2020, más de un año después, y, tras resumir su carrera como si nada pasó, debido a la pasión que siente por la natación, logró clasificar para los Juegos Olímpicos, y en éstos buscará conseguir una medalla de oro para su nación.

Rikako participará este sábado 24 de julio en la categoría de relevo 4x100 libres.


¡EN TOKIO 2020 APOYEMOS A NUESTROS ATLETAS!

Recibe RD$300 de descuento de tu primer pedido

Código: RECORDYA

Descarga PedidosYa

--

Términos y condiciones

Una (1) sola redención por usuario, puede ser utilizada en una (1) sola compra mayor a RD$ 500.

Válido hasta el 31 de Julio del 2021. 500 redenciones disponibles.