Estamos en Super Bowl, el evento marca el momento en que los comentarios, preguntas y comparaciones peculiares se convierten en parte de la realidad inmediata de un jugador de la NFL.

Hoy se trata de Joe Burrow, y del partido más importante de su vida, solo hay una cosa que debes saber: Él cree que los mariscales de campo jóvenes están a punto de hacerse cargo del fútbol profesional. Y planea estar a la cabeza de esa manada.

A los 25 años, y con los Bengals saliendo de una oleada de postemporada que implica un triunfo espectacular sobre los Kansas City Chiefs en el Campeonato de la AFC, las acciones de Burrow nunca han estado más altas, ni siquiera cuando llevó a LSU a un título nacional y  quedó primera selección del Draft 2020 de la NFL. De repente, con Tom Brady y Ben Roethlisberger retirados y Aaron Rodgers probablemente no tan lejos de eso, la batalla para convertirse en el próximo mariscal de campo dominante de la NFL está en juego.

Burrow está listo para ir por ello. Y con el enfrentamiento de hoy con Los Ángeles Rams, tiene la oportunidad de pasar al frente del grupo joven de élite que luchan por una posición. Y sobre los jóvenes mariscales dijo Joe:

"Con todos nosotros jugando de la manera que estamos jugando, es un gran producto para la NFL, y es genial para los fanáticos. El juego de los mariscales de campo es lo que impulsa a la liga, en mi opinión, y tenemos un muchos jugadores jóvenes realmente buenos que creo que estarán aquí por mucho tiempo y seguirán jugando bien.

Eso es emocionante para mí como aficionado. Cuando llego a casa después de un partido los domingos, también disfruto viendo fútbol, ​​y es emocionante ver a tipos como [Patrick] Mahomes y Lamar [Jackson] y Justin Herbert, Kyler Murray Es divertido para mí verlo, además de ser parte de ello".

 

Burrow se ha infiltrado un poco en la amplia base de fanáticos de la NFL. Todos sabían que podía jugar, y nunca pareció ser una proposición al azar. Es solo que nadie esperaba que él, o los Bengals, fueran tan buenos, y ciertamente no tan rápido. Cuando su franquicia no había ganado un juego de playoffs en mucho tiempo y viene de una temporada 2-14 en 2019, el primer punto a hacer énfasis es la estabilidad. Todo lo que ha sucedido esta temporada (un título divisional de la AFC Norte, emocionantes victorias sobre los Raiders de Las Vegas, los Tennessee Titans y los Chiefs) ha estado por delante de la curva percibida.

Siempre ha habido una razón para hablar de otros QB. Jackson ganó un MVP unánime en solo su segunda temporada. Herbert lució pulido sin esfuerzo desde su primera aparición en la NFL. Los Arizona Cardinals de Murray tuvieron un comienzo de 7-0 y él hace jugadas electrizantes con las piernas. Josh Allen sigue siendo habitualmente excelente.bLuego está Mahomes, quien en el medio tiempo hace un par de semanas parecía firmemente encaminado hacia una tercera aparición consecutiva en el Super Bowl y probablemente un segundo título.

Burrow nunca ha sido el Joe promedio, pero las probabilidades de que los Bengals ganen el Super Bowl cerca del comienzo de la campaña (200-1) parecían correctas. Ya no. Ahora está haciendo que la gente piense de manera diferente, sobre él y sobre cómo debería ser un mariscal de campo moderno.

Es intrépido y valiente, no tiene miedo de recibir golpes y está absolutamente plagado de confianza en sí mismo y en quienes lo rodean.

"En QB, la confianza puede ser el atributo más importante que tienes", dijo Burrow. "No tendría tanta confianza si no trabajara duro y no me importara, pero trabajo duro para ponerme en esas posiciones".

Es difícil decir exactamente cómo se verá la NFL sin Brady porque nadie ha tenido que pensar en eso durante las últimas dos décadas. Sin embargo, puede imaginar que habrá una especie de vacío. La gente no va a dejar de hablar de la NFL. Aparecerán nuevos nombres y los actuales se elevarán. Burrow está bien posicionado para dar un salto adelante, y si los Bengals lo logran hoy, este domingo podría ser histórico para él, estará instantáneamente entre las superestrellas más grandes de la liga.

"No digo que Joe Burrow sea Tom Brady",

Dijo Skip Bayless en "First Things First".

"Él es el único mariscal de campo joven en este momento que ya está jugando a ese nivel de maestro de ajedrez, donde puede verlo, leerlo rápidamente, encontrar el receptor más abierto y lanzar una pelota extremadamente atrapable directamente en los números. Estoy hablando sobre liderazgo, aura".

Por supuesto, Burrow no tiene la ferocidad física de Allen, los pies relámpago de Murray o Jackson o el juego electrizante de Mahomes, pero está actuando con pura calidad bajo la presión más extrema.

Los anillos del Super Bowl son la moneda más dura de todas en el mundo del fútbol profesional, y arrebatar uno pondría a Burrow junto a Mahomes, por delante del resto del grupo juvenil.

No hay mucho que pueda ponerlo nervioso.