Uno de los principales atractivos de las competencias olímpicas es el de superar récords. Y mientras más vigencia tengan, más tentador es querer superarlo. Y el atletismo es uno de los deportes que tienen muchos registros de estos que parecen imposibles de superar.

Florence Griffiths Joyner, apodada Flo-Jo, fue una atleta que en 1988 hizo historia. Contra todos los pronósticos, en los Trials de Indianápolis previos a los Juegos de Seúl, pulverizó la marca en los 100 metros que ostentaba su compatriota Evelyn Ashford, registrando 10.49 segundos. Es más, en ese evento, Flo-Jo tuvo las tres mejores marcas de la historia. Solo ella.

Claramente su actuación no estuvo exenta de dudas y sus carreras se cuestionaron por un fallo del medidor del viento e, incluso, se la acusó sin prueba alguna de uso de drogas. Posteriormente, en Seúl, ganaría tres medallas de oro en los 100, 200 y 4x100, batiendo el récord mundial dos veces en los 200.

Lo que parecía inalcanzable, ya que en más de treinta años nadie se pudo acercar a esa marca, ahora no lo parece tanto. Ya que apareció en escena la jamaiquina Elaine Thompson-Herah. La triple medallista dorada en Tokio 2020 no para y, en el marco de la Diamond League de Eugene, se quedó con la prueba de los 100 metros con un tiempo de 10.54, apenas cinco centésimas de Flo-Jo.

Si bien las nuevas tecnologías permiten tiempos cada vez mejores, como las pistas con materiales que fomentan el efecto rebote, o zapatillas con suela de fibra de carbono, también es innegable que Thompson es una atleta perfecta, como lo fue Usain Bolt.

Con 1.70 metros de altura, una zancada superior a los dos metros por paso y, lo mejor, un pico de velocidad que se registra a los noventa metros de carrera, cuando la mayoría de los competidores ya está disminuyendo el ritmo, todo parece indicar que Thompson es la elegida para batir el registro que parecía lejano.

La jamaiquina tendrá una nueva oportunidad a partir de hoy, en el marco de una nueva fecha de la Diamond League que se disputará en Lausana, Suiza. De no lograrlo, todavía tiene otros dos eventos de la cita atlética en lo que queda del año: el 3 de septiembre en Bruselas y el cierre de la temporada el 9 del próximo mes otra vez en Suiza, pero en la ciudad de Zurich.