LEpic Fighting Championship organizó en Rusia una pelea entre géneros de MMA, la popular categoría de artes marciales mixtas, entre el luchador Grigory Chistyakov con un peso de 240 kilos y la pequeña luchadora Aleksandra Stepakova de 60 kilos.

En los tres asaltos que duró el controvertido combate Chistyakov, que pesa 180 kilos más que su adversaria, no noquear a Stepakova. Aleksandra Stepakova apeló a su mayor movilidad y repetidas patadas en las piernas para intentar mantener a raya la fuerza bruta de Chistyakov.

Los jueces dieron ganadora del combate a Aleksandra Stepakova ante la sorpresa e incomprension de Grigory Chistyakov, que no se fue la primera vez que protagonizó un combate de estas características.

En 2020 Grigory Chistyakov protagonizó otra pelea contra una luchador que dio la vuelta al mundo. En esta ocasion Darina Madzyuk, luchadora de MMA de 63 kilos, ganó por KO al colosal Chistyakov. Darina logró tirar al suelo a Grigory, que no supo incorporarse y acabó noqueado por un desatado ataque de puñetazos de su rival.

En varios momentos del combate Chistyakov trató de aplastar con su corpachón a Darina, que logró evitar sus envites de peso y reaccionó con un eléctrico ataque. Ante este grotesco espectáculo, Marc Goddard, famoso árbitro de la UFC, dijo que la pelea entre Darina Madzyuk y Grigory Chistyakov "fue repugnante, vergonzoso y nauseabundo".