Una nueva página dorada para el ciclismo de Colombia, y de América Latina, se abrió este domingo, después que el colombiano Egan Bernal se coronó campeón del Giro de Italia.

La senda que abrió en 2014 el colombiano Nairo Quintana y que continuó con jerarquía el ecuatoriano Richard Carpaz, nos presentó este domingo a Egan Arley Bernal como el tercer corredor sudamericano en adueñarse de la "maglia rosa".

La última etapa, una cotrareloj individual con final en Milán, fue manejada con inteligencia por el líder de la competencia que agarró velocidad de crucero para defender el primer lugar que venía ocupando en la general desde la mitad del evento.

"Ya gané un tour y ahora un Giro y es muy especial. la forma en la que volví a la competencia es especial. Me veo tranquilo pero estoy que exploto de la felicidad, gané la segunda grande, sabía que no podía perder el giro en una curva pero como nunca antes disfruté una contrareloj" dijo un tranquilo Egan Bernal a la prensa oficial al final de la etapa.

El ciclista del Ineos sostuvo el liderato desde la etapa 9 y llegó a Milán vestido de Rosa para quedar en lo más alto del podio en Italia. Además, terminó como mejor joven de la carrera.

Bernal es el segundo colombiano que lo gana y el primer latinoamericano que se corona con dos de las tres grandes vueltas, Tour de Francia y Giro de Italia.

El colombiano corroboró su gran victoria en el Giro de Italia en la contrarreloj final de Milán, en la que cumplió el expediente, se defendió a la perfección y celebró con los brazos en alto el segundo Giro para Colombia.

Su compañero italiano en el equipo Ineos, Filippo Ganna, se impuso en la 21ª y última etapa de la prueba, una contrarreloj individual de 30,3 km de recorrido y final en la plaza del Duomo en Milán.

En la clasificación general, Bernal superó al italiano Damiano Caruso, por primera vez en su carrera (33 años) en un podio de una gran vuelta, y al británico Simon Yates, segundo y tercero, respectivamente.

El colombiano sucede en el palmarés del Giro a su compañero en el Ineos, el británico Tao Geoghegan Hart, ganador sorpresa el año pasado y ausente en este edición.

Es la tercera victoria en cuatro años de un corredor del potente Ineos, ya que el británico Chris Froome se impuso en 2018.

Una de las competencias de ciclismo más importantes del mundo, el Giro a Italia, fue nuevamente para un latinoamericano.