Rayderley Miguel Zapata Santana, conocido como Ray Zapata al clavar todas las diagonales de su ejercicio se ha hecho de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Con esa medalla, la delegación española sumó seis en estos Juegos.

El oro, en suelo, se lo llevó uno de los favoritos, el israelí Artem Dolgopyat, que, aunque obtuvo la misma nota que Zapata, 14.933, se colgó la medalla de oro al conseguir una décima más en dificultad.

Zapata no entendía la norma que le arrebató el oro. Así lo explicó el propio gimnasta ante los medios de comunicación, dejando claro que su sensación era de ganador. Superó sus propias expectativas y tuvo recompensa a una vida repleta de sacrificios,en su segunda participación olímpica se clasificó para la final de suelo con la cuarta mejor nota.

 

Sus orígenes

Ray Zapata nació en Santo Domingo, un 26 de mayo de 1993. De una familia humilde llegó a España desde República Dominicana con nueve años. Zapata llegó junto a su familia, con tres hermanos, a adaptarse a una nueva vida. La humilde familia buscaba un nuevo inicio. Ganarse el pan y mejorar la calidad que tenían en su país.

El esfuerzo de su madre, como ha reconocido en diversas ocasiones Ray, fue mayúsculo.Ella era quien sostenía a toda la familia, afrontando la mayoría de pagos con el salario que lograba. Poco después de su llegada a territorio español, y ya adaptado a su nueva realidad, comenzó a tantear la gimnasia.

Fue su manera de encontrar la estabilidad en España para dejar atrás sus recuerdos de Santo Domingo. Sin embargo, tardaría y mucho en buscar ese aspecto profesional de la gimnasia. No sería hasta los 17 años, pese a que lo habitual es entrar con 15, cuando comenzó a entrenar en los Centros de Alto Rendimiento, fuentes de talento joven en el deporte nacional y uno de los hogares más populares entre muchos olímpicos.

Con once, radicado en Barcelona fue entrenado por el bicampeón olímpico Gervasio Deferr y por Víctor Cano en el CAR de San Cugat. Posteriormente, en diciembre de 2013 pasó a entrenar con la selección española en el CAR de Madrid. Fue como un sueño, pues Deferr que se hizo su ídolo fue quien lo condujo por las sendas de este majestuoso deporte.

El esfuerzo que antes había realizado su madre para criar a los tres hermanos, ahora lo realizaba un Zapata que todavía era un niño. Las famosas becas ADO, destinadas a la formación de los deportistas que se entrenan en el CAR, se convirtieron en la salvación. Adiós a la precariedad y bienvenidad sea una mejor vida y el Ray Zapata haciendo historia en su deporte.

El deportista nacionalizado español decidió que su nacionalidad deportiva sea la espoñala. Compite en gimnasia artística, especialista en las pruebas de suelo y salto de potro.

Participó en los Juegos Olímpicos de Verano Río 2016. Ganó una medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Gimnasia Artística de 2015​ y una medalla de oro en los Juegos Europeos de Bakú 2015.

En los Juegos Olímpicos de Río 2016 no pudo clasificarse para la final de su especialidad, el suelo. En noviembre de 2016 fue plata en suelo en la prueba de laCopa del Mundo de Cottbus.

¨Rayderley cuenta con un elemento que tiene su nombre 'Zapata II' y que le Federación Internacional le ha otorgado un nivel bastante alto de dificultad. En algunas competiciones lo ha hecho y se trata de una acrobacia -que evoluciona de Zapata I- y se inicia con una paloma y cuando llega al siguiente bote hace un doble mortal adelante con pirueta y media.¨ (vía sport.es)

El dominicano, nacionalizado español, superó en grande muchas pruebas complicadas en lo deportivo. Se vio fuera de los Juegos Olímpicos, se buscó él mismo la clasificación y, tras superar una bronquitis con miedo a que fuera Covid-19, se sobrepuso a una lesión hasta darle a España la sexta medalla en Tokio.

Ray dedica todos sus logros a su adorada hija, Olympia.